EFEValència

Un centenar de efectivos de once organismos y quince figurantes han participado este martes en un simulacro de incendio en el Museu de Belles Arts de València, en el que se ha procedido al rescate de obras de una de la sala de exposiciones.

El desarrollo del ejercicio ha permitido calcular las personas y equipos necesarios, los tratamientos iniciales a las obras afectadas, además de detectar los puntos vulnerables de la actuación ante la emergencia y corroborar el correcto funcionamiento y organización de los diferentes grupos intervinientes.

En el simulacro han colaborado la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública, a través de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), y la Dirección General de Cultura y Patrimonio, informa la Generalitat.

El ejercicio ha simulado un incendio en una de las salas de exposiciones del museo y la activación de los protocolos necesarios para la protección de las obras de arte que pudieran verse afectadas.

La realización del simulacro, del que han sido testigos los visitantes en ese momento del museo, ha servido también para implantar el Plan de Autoprotección del Museu de Belles Arts de València.

Para la ejecución del ejercicio, la AVSRE ha coordinado a profesionales del Servicio de Bomberos Municipales de València, la Unidad de Patrimonio de la Policía de la Generalitat, Policía Local de València, Policía de la Generalitat, Protección Civil o Conselleria de Sanidad.

Además, ha contado con la participación de personal técnico del propio Museo de Bellas Artes y del Institut Valencià de Conservació, Restauració i Investigació (IVCR+i).

El simulacro ha puesto a prueba los procedimientos de la fase de respuesta, contemplando todas las maniobras necesarias para una evaluación, rescate y traslado de los bienes artísticos dañados a un espacio para su recuperación.

Este ejercicio práctico se enmarca en una acción formativa, financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad, que persigue investigar y desarrollar protocolos basados en inteligencia artificial para la protección y conservación del patrimonio cultural en escenarios que integran múltiples peligros.

Como parte de esta acción formativa, se ha enseñado a un grupo de 15 voluntarios de Protección Civil de varios municipios de València, a realizar de forma segura el traslado de obras de artes a estancias seguras.

Con la realización del simulacro se pretende poner en práctica los conceptos adquiridos durante el curso en un entorno real donde interactúan los diferentes colectivos participantes. De esta manera, se podrán los puntos vulnerables en la organización de los recursos implicados en una emergencia en museos, archivos y bibliotecas. EFE

eb