EFEOrxeta (Alicante)

Un escultor belga afincado en el pequeño pueblo alicantino de Orxeta (Marina Baixa) ultima la construcción de un gran huevo de mármol, de 5,4 metros de alto, con el que pretende reflejar el renacimiento tras el sufrimiento del último año por la pandemia sanitaria de la covid-19.

El artista Enca Caen ha explicado a Efe Televisión que ha escogido la figura de un huevo porque es "un símbolo universal en todas las culturas del mundo" y ha añadido que tendrá "muchos colores" para reflejar "la unidad" tanto de España como de la Comunitat Valenciana y la historia de Orxeta.

Entre ellos destacarán el rojo y amarillo, y la obra será culminada con una gran corona que representará la esperanza tras el virus.

El alcalde de Orxeta, José Vicente Férriz, ha deseado a EFE TV que esta escultura pueda entrar en el Libro Guinness de los Récord, por sus dimensiones, y que se convierta en un "atractivo turístico". EFE

mgp/ams

(foto) (vídeo)