EFEValència

La octava edición del festival VLC NEGRA, que iba a ser en mayo y tuvo que suspenderse por la pandemia, se celebrará entre el 6 y el 14 de noviembre en dos formatos: presencial y online.

Según ha informado la organización en un comunicado, han buscado una fecha que concediera cierta distancia en el tiempo y no coincidiese con otras citas importantes del panorama literario, como las ferias del libro de Valencia y de Madrid u otros festivales de novela negra.

La pandemia ha obligado a reorientar el formato del festival y, salvo que un nuevo estado de alarma lo impida, se combinarán actividades presenciales que cumplirán con las medidas de seguridad que estén vigentes durante esas fechas, con otras online.

"La celebración, durante el mes de abril, de la iniciativa ‘VLC NEGRA en casa’, nos ha permitido probar nuevos formatos para nuestros seguidores en redes sociales. Los resultados nos animan a profundizar en esta vía de cara al festival", ha explicado el director de VLC NEGRA, Jordi Llobregat.

Además, ha indicado que van a "adoptar herramientas tecnológicas nuevas que nos permitirán configurar una oferta muy atractiva para nuestra comunidad digital, que ha crecido durante la pandemia".

Otra de las consecuencias de la situación excepcional ha sido un mayor acercamiento a otros festivales y una de las iniciativas ha sido el lanzamiento del Premio Paco Camarasa, el librero valenciano fundador del festival BCNegra, que regentó la librería ‘Negra y criminal’ en la Barceloneta y que falleció en 2018.

VLC NEGRA le había concedido el premio ‘Francisco González Ledesma’ apenas un año antes, un premio que conceden nueve de los más importantes festivales de género negro que se celebran en España.

Esta año además, se va a celebrar por primera vez un acto conjunto con Getafe Negro, comisariada por Lorenzo Silva, a finales de octubre.

"Al tener que trasladar las fechas del festival al último trimestre nos pusimos en contacto con él, que se mostró muy abierto a que pudiésemos colaborar. Finalmente, celebraremos un evento digital de máximo nivel durante la semana que separa a ambos festivales en el calendario", ha desvelado el director de VLC NEGRA.

La pandemia también ha reducido las opciones de contar con autores internacionales pero se ha abierto la vía de las entrevistas online, que evitan el viaje del autor y reducen su colaboración con el festival a un par de horas ante el ordenador desde su casa.

Según ha anticipado Llobregat, trabajan con diversas editoriales y bajaran "varios nombres de alto nivel" y confía en "poder dar buenas noticias a nuestros seguidores".

La ayuda a las librerías es otro de los objetivos de esta atípica edición, pues con la COVID han agravado aún más su situación y VLC va a poner en marcha campañas de apoyo a la compra de libros.