EFEValència

El nuevo director general del Valencia Basket, Enric Carbonell, aseguró este viernes en su primera comparecencia ante los medios de comunicación que el objetivo de los primeros equipos del club debe ser "luchar por todos los títulos" y explicó que deben crecer de manera "sostenible" como entidad pero sobre todo volver a ilusionar a la afición y llenar el pabellón de la Fuente de San Luis.

"Debemos hacer compatible competir con los mejores tanto en categoría masculino como en femenino desde una estructura sólida y luchar con los mejores de Europa", afirmó.

"Hay que pelear por los tres títulos de cada equipo. No nos tenemos que poner ningún techo", añadió Carbonell, quien señaló que hay además un "objetivo transversal" en todos los demás que es la ilusión. "Hay que trabajar por la ilusión de aficionados, la familias que traen a sus hijos a L'Alqueria, la de los patrocinadores y la de nuestros mecenas Juan Roig y Hortensia Herrero", agregó.

A todo ello añadió el de llenar el pabellón. "Que la gente vuelva a divertirse y a vibrar con nuestros equipos", apuntó Carbonell, quien señaló que las restricciones de aforo, los cambios en las normativas y los aplazamientos de partidos "no ayudan", aunque ese es un problema común con otros clubes. "Pese a ello, tenemos que dar un buen servicio y que se vea un equipo que lo deja todo en la pista para ganar", apuntó.

El nuevo director general dijo que están "muy contentos" con los primeros equipos y remarcó que se está gestionando una situación que no es fácil. "Nuestros entrenadores se están adaptando, estamos contentos pero tenemos que ser exigentes y estar muy ilusionados con lo que puede pasar de aquí al final de temporada", destacó.

Carbonell habló también del papel de L'Alqueria y dijo que debe ser "una pata muy importante" del club y una "palanca" para visibilizar el baloncesto, pero también recordó que son "responsables" de la educación de seiscientos jóvenes.

"Se empiezan a ver los frutos de L'Alqueria y tenemos que cambiar el chip, pero también ser mas exigentes con el trabajo que aquí se desarrolla, sin prisa, sin volvernos locos, pero se dejar de tenerla presente en nuestra mentalidad", destacó.

Preguntado por posibles refuerzos para los primeros equipos ante los problemas físicos dijo que se debe analizar cada situación concreta y a continuación mirar en L'Alqueria. "Ese debe ser el chip", puntualizó.

"El mercado no es la panacea, fichar tampoco garantiza un rendimiento instantáneo", declaró Carbonell, quien sobre la posibilidad de ofrecer la renovación antes de que acabe la temporada a Joan Peñarroya, técnico del primer equipo masculino, dijo que no deben tener miedo "a repensar" la manera de funcionar del club, pero recordó que la mejor etapa deportiva ha llegado con la política de contratos de un año que se renegocian al acabar las temporadas.

Igualmente, habló de lo que va a suponer el nuevo pabellón, que se debe inaugurar en 2023. "Para este club el Arena va a ser un cambio espectacular, debe ser una palanca y tenemos que estar preparados para cuando esto suceda. Hay que empezar a estar preparados desde ya", advirtió.

Carbonell inició su intervención con un agradecimiento a Juan Roig, máximo accionista del club, y al consejo de administración por su nombramiento y también a sus dos antecesores en el cargo, José Puentes y Paco Raga. También dijo que no llega "con un objetivo personal" ni quiere "medallas" porque los objetivos son del club.

"Una de las suertes es que comparto mucho tiempo con él (Roig) y está ilusionado y con muchas ganas de lo que viene por delante. Solo hay que ver el esfuerzo que hacen él y Hortensia Herrero. Su ilusión está intacta", afirmó.

"Soy una persona que lleva toda la vida vinculada al baloncesto, así que para mí supone una ilusión tremenda y además es mi club, pero también un reto. He crecido en el mundo del baloncesto, también he estado fuera profesionalmente y estuve en el club como entrenador, por lo que tengo una visión amplia", destacó.

Carbonell dijo que entiende la dirección como algo de "equipo" y valoró el trabajo hecho hasta ahora en la entidad. Además tuvo un reconocimiento especial para el exgerente Esteban Gallego por su labor en los más de veinte años en la entidad y dijo que de momento no prevé más cambios.