EFEValència

Correr, practicar ciclismo, hacer deporte en un entorno natural y una mayor implicación de los usuarios en la práctica física ha provocado que el 83 % de la práctica deportiva no esté ligada a competir y que un 70 % de los deportistas opte por el ejercicio libre.

Así se desprende de la primera fase de diagnóstico realizada en el proyecto del Plan Estratégico de la Actividad Física y el Deporte de la Generalitat Valenciana (PEEGV), dirigido por el Instituto de Biomecánica (IBV) y que también concluye que un 24 % de la práctica deportiva está asociada a un club o federación deportiva.

Según un comunicado del IBV, se ha detectado que existe una dedicación insuficiente a la educación física en la etapa escolar, así como un preocupante descenso en la realización de la actividad física y deportiva después de la ESO.

Se observa también un incremento de la incorporación de la mujer al deporte ya que en la última década se ha producido un incremento del 46 % de la población femenina que practica deporte, y existe paridad en los porcentajes de deportistas de élite (60 %) y deporte universitario (55 %) en la Comunitat Valenciana.

Según datos recogidos en el estudio, un 7 % de las muertes en España se relaciona con la inactividad física, según la Encuesta Nacional de Salud.

Además, las personas activas viven una media de 3 años más, con una mayor calidad de vida y autonomía que las personas que no realizan ningún ejercicio físico, según el Estudio sobre Promoción del Ejercicio Físico de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

En la Comunitat Valenciana, un 47 % de la población practica deporte de forma regular y un 66,2 % de la población mayor de 15 años realiza algún tipo de actividad física con la finalidad de mantenerse o mejorar su forma física, mientras que en comunidades como Navarra o Baleares superan el 52 %.

El PEEGV indica que esto es posible, en parte, a la inversión realizada para dotar a la región de un parque de instalaciones deportivas que alcanza los 15.000 espacios deportivos.

Sin embargo, se identifica la necesidad de políticas y medidas encaminadas al mantenimiento, sin riesgo de que queden obsoletas en un corto plazo.

Las inversiones en deporte y actividad física de la Generalitat han evolucionado de 24 millones de euros en 2015 a 29 en 2019, hasta alcanzar los 5,85 euros per cápita, por debajo de la media nacional de 7,5 euros.

El estudio refleja la creciente importancia del deporte como vector de desarrollo socioeconómico por su impacto en el sector servicios, con cerca de 4.000 empresas, y la creciente relevancia del turismo deportivo, que representa 500.000 turistas que eligen la Comunitat para entrenar y 400.000 que acuden a citas deportivas como el maratón de València o el gran premio de motociclismo de Cheste.

Asimismo, se pone de manifiesto la importancia social de los deportes autóctonos y tradicionales.

En cuanto a deporte adaptado, en el año 2018, según la Federación de Deporte Adaptado (FESA), había 37 clubes deportivos adaptados.

Para el director de Innovación en Deporte del IBV y responsable del proyecto, Enrique Alcántara, la Generalitat "tiene la oportunidad" de situar a la Comunitat como "región de referencia" por su sociedad activa y saludable, con un modelo de desarrollo socioeconómico impulsado por el deporte y la actividad física.

Para ello, será clave el impulso de acciones coordinas entre todas las Administraciones (Generalitat, diputaciones y municipios) y todos los departamentos implicados: deporte, turismo, sanidad, cultura, educación y bienestar.

El Plan Estratégico inicia ahora una segunda fase a través de procesos participativos que permitirán reflexionar en torno a propuestas de trabajo, estrategias y retos.