EFEAlicante

Un juez de Alicante ha citado hoy a declarar a cuatro testigos y a un policía Nacional en el marco de la investigación abierta por el supuesto desfalco registrado en la Real Federación Española de Taekwondo (RFET), según han informado fuentes próximas al caso.

Por esos hechos fueron detenidos en junio de 2016 el presidente de la entidad federativa, Jesús Castellanos, así como otros cuatro miembros o antiguos integrantes de sus juntas directivas.

Todos ellos se encuentran en libertad provisional por esta causa pero están siendo investigados por supuesta malversación y fraude en subvenciones públicas, entre otros delitos.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción les acusan de pagar con dinero público gastos particulares como comidas, viajes y estancias en hoteles.

Asimismo, son sospechosos de falsificar facturas relacionadas con la organización de campeonatos y de apropiarse de diferentes cantidades de dinero abonadas a la RFET por la homologación de torneos.

El procedimiento se encuentra en el Juzgado de Instrucción 7 de Alicante, pues la RFET tiene su sede en esta ciudad.

Desde que inició las pesquisas, el magistrado instructor, José Luis de la Fuente, ha acordado la práctica de multitud de diligencias para determinar las posibles responsabilidades penales de los encausados.

Tras recabar diversos informes policiales y abundante documentación, el juez ha interrogado en los últimos meses a varios testigos, y cuatro de ellos han sido citados hoy en el juzgado para prestar declaración junto a un responsable de la investigación policial.

Los cinco investigados negaron en su día, en noviembre de 2016, al comparecer ante el propio instructor, cualquier irregularidad en su gestión.

Castellanos, que sigue presidiendo la federación y está en el cargo desde 2005, atribuyó entonces su detención y el origen de esta investigación a los "rencores y las envidias" del denunciante, dueño de un club de taekwondo ubicado en Castellón.

Del mismo modo, ha recordado en diversas ocasiones que las cuentas de la entidad, que gestiona un millón de euros en subvenciones al año y genera otros 800.000 con recursos propios, ya fueron auditadas por el Consejo Superior de Deportes (CSD) sin que se detectaran irregularidades. EFE

1005971

mcs/ams