EFEValència

El Valencia Basket buscará este sábado en la pista de un necesitado Montakit Fuenlabrada un triunfo que le permita asentarse en la cuarta plaza de la clasificación, que es su objetivo mínimo ahora para la fase regular.

Dos triunfos seguidos, muy sufrido y pobre el logrado ante el Delteco GBC y brillante el conseguido ante el UCAM Murcia, han elevado de nuevo al equipo valenciano a la última posición que da derecho a tener ventaja de factor pista en los cuartos de final de la lucha por el título.

Además, en el tramo final de esta liga regular, el Valencia debe recibir en casa al Unicaja, que tiene sus mismas 14 victorias, al Divina Seguros Joventut, que es sexto con las mismas 13 que tiene el BAXI Manresa, y al Iberostar Tenerife, que es octavo con 12.

Eso sí, el conjunto que dirige Jaume Ponsarnau tendrá un complicado final de la fase regular, pues en las dos últimas jornadas se enfrentará al Real Madrid y Kirolbet Baskonia, cuyas segunda y tercera plaza aún ambiciona.

En esta jornada se puede beneficiar, en un sentido u otro, de los encuentros que disputarán como locales el equipo madrileño ante el Manresa y el vasco frente al tinerfeño.

El Valencia afronta este encuentro tras haber podido disfrutar de una semana sin partido europeo al haber conseguido cerrar por la vía rápida el pase a las semifinales de la Eurocopa.

El martes recibirá al Unics Kazan en el primer encuentro de esa eliminatoria al mejor de tres que tendrá continuidad el viernes en Rusia. Esa doble cita, influirá sin duda en el reparto de minutos que vaya a hacer Ponsarnau en Fuenlabrada.

Ya en el choque de la semana pasada ante el Murcia, el técnico catalán aprovechó para dar descanso al alero cántabro Fernando San Emeterio.

Tras no haber podido contar con él por precaución en los últimos encuentros con el base Antoine Diot, el francés ya se ha entrenado con relativa normalidad esta semana, por lo que el técnico tiene a sus catorce jugadores disponibles y tendrá que hacer dos descartes.

Enfrente tendrá a un equipo que la semana pasada sufrió una agónica derrota en la pista de un MoraBanc Andorra, al que puso contra las cuerdas y que lucha por eludir un descenso, del que sólo le separa una victoria.

El equipo madrileño recuperó hace un mes a Jota Cuspinera, que es su tercer entrenador esta temporada tras Agustí Julbe y Nestor 'Che' García. De momento, ha perdido sus dos primeros encuentros, pero mostró una imagen mucho más competitiva en el último.