EFEElda (Alicante)

Francisco Javier Tirado, guardameta del Balonmano Elda CEE, equipo del Grupo E de Primera Nacional, que dio positivo por coronavirus Covid-19 el pasado 3 de marzo, señaló que ha logrado superar la enfermedad, que cuenta ya con el alta médica y que incluso ya está trabajando en su labor habitual, tomando las máximas precauciones.

“Fui diagnosticado positivo por COVID-19, y es una noticia rara de recibir, pero con un poco de tiempo acabas asimilándolo; tuve sospechas de que podía estar contagiado en el momento que hubo un positivo en un círculo cercano a mí, y unos días antes, durante un partido, me notaba con dolor de cervicales, de espalda, de tos... era algo llevadero", explicó en declaraciones facilitadas por la Federación Española de Balonmano..

"Parecía un caso de contagio leve al ser una persona joven", relató el cancerbero del Balonmano Elda CEE, "y pude anticiparme y superarlo; recibí mucho apoyo y eso ha sido lo que ha hecho llevadero este aislamiento y ha sido complicado a nivel psicológico, es lo que me ha costado más".

Aislado del mundo desde hace semanas, tuvo que vivir en su domicilio la evolución negativa de la patología de su compañero de trabajo, persona que al final falleció a la edad de 62 años. Al principio, optó por confinarse en el anonimato, pero cuando ya le dieron el alta, ha considerado oportuno publicitar su testimonio con la única pretensión de ayudar a la gente.

"Poco a poco estoy adaptándome a la vida natural, pero no podemos salir y debemos tomar conciencia por el colectivo más vulnerable, la gente mayor; el lunes volví al trabajo, tomando las medidas necesarias en una oficina, me noto mejor a nivel psicológico, más capaz de afrontar problemas. Con todo esto, me he dado cuenta de lo mucho que ha hecho el balonmano por mí: me acuerdo en estos momentos de mis amigos, de mi equipo, mi familia, y todas las personas cercanas a mí“, finalizó. EFE

1010130

1004341

msr/pvb/ sm