EFEElche (Alicante)

El entrenador del Elche, Francisco Rodríguez, afirmó este viernes, en rueda de prensa telemática, que el Villarreal, próximo rival de su equipo, es el conjunto más equilibrado y con mejor juego combinativo de la competición.

“Para mí ahora es el mejor equipo de la categoría. Ha sumado trece de los últimos quince puntos y jugando muy bien”, dijo el técnico almeriense, quien recordó que el Elche está “necesitado” de puntos, por lo que confió en lograr la victoria con el apoyo de los aficionados.

El entrenador afirmó que, pese al potencial del rival, intentará no cambiar mucho el estilo de juego “ni la mentalidad ganadora”, si bien admitió que “habrá que tomar precauciones porque es un equipo de Champions y el que da más sensación de peligro en campo rival”.

“Sabemos que es un conjunto con calidad, que maneja todas las facetas del juego y que tiene jugadores con llegada. Pero el Villarreal también tendrá que perder algún partido y esperamos que sea éste”, argumentó.

Francisco calificó la semana como “difícil” por las bajas y los nuevos contagios de covid, pero garantizó que la plantilla está “enchufada” y confió en poder recuperar a Lucas Boyé, jugador que calificó como “muy importante” para el Elche.

Se congratuló por poder volver a enfrentarse a Unai Emery, al que tuvo de entrenador en el Almería, ya que indicó que es señal de que está "en un buen lugar, en Primera, porque él es un entrenador importante, de los mejores de España”.

“Nunca he podido sacarle los tres puntos e intentaré que sea en esta jornada”, indicó Francisco, quien evitó hablar de la eliminatoria de Copa ante el Real Madrid, aunque garantizó que el Elche la preparará con la intención de superarla.

En este sentido, afirmó que el Elche “no puede permitirse el lujo” de reservar gente para la Copa. “Es algo inviable para nosotros. Ni en los mejores de mis sueños podría hacer eso”, apostilló.

Reiteró que está tranquilo ante los posibles movimientos en el mercado de invierno y desveló que con el único jugador que ha abordado personalmente una posible salida es con Josema Sánchez, quien ha contado con pocos minutos.

En los casos de Iván Marcone, Javier Pastore y Darío Benedetto, quienes según los medios argentinos interesan a varios clubes de su país, Francisco recordó que son jugadores “con buen cartel”, si bien matizó que es algo que lleva la dirección deportiva y la propiedad del club, el empresario Christian Bragarnik.

“Nuestros competidores se están reforzando, pero para mí los que están aquí son los mejores y con ellos vamos a tope. Estoy concienciado de que lo que tengo es lo que tendré hasta el final y en sacarles el máximo rendimiento”, explicó Francisco, quien confesó que el equipo, en su opinión, necesita, al menos, una alternativa para Johan Mojica en el lateral izquierdo. EFE

1004341

pvb ag