EFEValència

La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, explicó que en su reunión del pasado lunes con Layhoon Chan, expresidenta del Valencia y persona de confianza de su máximo accionista Peter Lim, le hizo ver que el club tiene que cumplir con las obligaciones a las que se comprometió en su día si quiere acceder a los derechos urbanísticos que le daba una Actuación Territorial Estratégica (ATE) que se mostró segura que la Generalitat va a caducar anticipadamente.

“Le trasladé la necesidad de que la propiedad entienda que hay unas obligaciones que cumplir y que es importante que tenga proyectos que cumplan con lo que se suscribió en su día”, explicó en declaraciones a los medios.

“La reunión se engloba en la normalidad institucional. Como representante de la empresa, ella quería conocer el punto jurídico en el que se encontraba la cuestión de la ATE”, señaló Gómez, que dijo que en los últimos tiempos el club debía “haberse preocupado más por impulsar un proyecto beneficioso para el club y la ciudad”.

Gómez dijo que la ATE “está caducada” y que la propuesta del Ayuntamiento es que el club sólo pueda acceder a los beneficios urbanísticos y al planeamiento que se le concedió con ella si cumplen con los compromisos que adquirió en su día respecto al estadio.

“Para nosotros hay dos cuestiones innegociables. Por un lado, un estadio de setenta mil espectadores que esté preparado para acoger cualquier tipo de competición nacional e internacional. Ese es un compromiso que la actual propiedad del club adquirió, porque la ATE se aprobó definitivamente en 2015 y Meriton lleva desde 2014 como máximo accionista y Layhoon era la presidenta por lo que es perfectamente conocedora”, subrayó.

“En segundo lugar, (hay que) desarrollar el polideportivo municipal de Nou Benicalap para compensar la enorme pérdida que sufrieron los vecinos y vecinas al ceder su gran dotación a la propiedad del club”, recordó.

La dirigente socialista dijo que espera que “todos los responsables públicos estén en la misma línea de firmeza de exigir lo que se pactó” y afirmó que eso va “en beneficio de la ciudad, del club y de la afición”.

“No podemos aceptar cualquier proyecto que signifique incumplir los compromisos que se suscribieron, que ponga encima un estadio con el mismo aforo que el actual Mestalla. No podemos acabar veinte años después con un estadio peor”, señaló.

“La ciudad hizo un gran esfuerzo con la recalificación y con los terciarios en el actual y el nuevo Mestalla. La ciudad tiene interés en tener un estadio que esté a la vanguardia, que sea capaz de atraer eventos deportivos interesantes, que sea un estadio de primer nivel, un estadio competitivo y atractivo que tenga interés turístico más allá del fútbol”, apuntó Gómez. EFE

1010146

nhp/cta