EFEValència

La afición del Valencia volvía a Mestalla 442 días después y aprovechó la ocasión para poder manifestar en su casa su desacuerdo con la política llevada a cabo por el máximo accionista del club, Peter Lim, y el presidente que ha colocado, Anil Murthy, y su deseo de que abandonen el club.

La nefasta gestión deportiva, con la marcha de los principales pesos pesados del equipo y sin refuerzos, ha llevado al equipo a firmar una más que discreta temporada en la que ha salvado la categoría a tres jornadas del final, mientras que la política de jóvenes valores defendida por el club al final ha culminado con el descenso a Tercera del equipo fillial. Además, las recientes y polémicas declaraciones de Peter Lim han alimentado aún más las críticas de la hinchada valencianista.

Los cánticos de "Peter vete ya" y "Anil, canalla, fuera de Mestalla" fueron una constante tanto durante los prolegómenos del encuentro ante el Eibar como durante el transcurso del mismo. Los cerca de 3.000 aficionados que se dieron cita en el recinto valencianista hicieron valer la ocasión para evidenciar su rechazo a Meriton.

El total desencuentro existente entre la afición valencianista y los gestores del club solo se había podido poner de manifiesto a través de las redes sociales y las diferentes manifestaciones en la calle durante algo más de un año. Hasta esta tarde no pudieron hacerlo donde les gusta, en Mestalla, donde la afición ha dictado sentencia en otras épocas a más de un presidente. EFE

sm