EFEValència

La fase de grupos de la Copa Davis, que se disputará en Valencia entre el 13 y el 18 de septiembre, apuesta por una edición sostenible del torneo con ocho objetivos de conservación del medioambiente y en la que destacará la búsqueda del fomento del reciclaje de vidrio a cambio del regalo de entradas entre aquellos que reciclen.

Algunas de las medidas sostenibles que se aplicarán durante el torneo a través del programa ‘Make it green’ de Ecovidrio son una nueva vida para las pelotas, la eliminación de papel en entradas, separación selectiva de residuos, acciones de comunicación para promover el consumo responsable, medición de la huella de carbono en los viajes de jugadores y trabajadores o compensación de huella de carbono en las operaciones, entre otros.

El acto de presentación de la iniciativa, celebrado este miércoles en el CT Valencia, ha contado con la participación de David Ferrer, director del torneo; Mireia Mollà, consellera de Agricultura y Transición Ecológica de la Generalitat, Borja Martiarena, director de marketing de Ecovidrio.

Además de los objetivos para contribuir a reducir los impactos negativos y maximizar los positivos relativos al ámbito medioambiental, económico y social del evento, Ecovidrio promocionará el reciclaje en las localidades valencianas de Mislata, Torrent y Sagunto con la instalación de un contenedor en el que los ciudadanos que reciclen tres envases de vidrio conseguirán una entrada doble para los partidos.

“Una competición a nivel mundial que llega a todas partes como la Copa Davis puede influir mucho y concienciar a la sociedad en un tema tan necesario como el cuidado del planeta. La Davis se compite por equipos y para ayudar al planeta tenemos que trabajar en equipo”, explicó Ferrer.

El extenista alicantino apuntó que la sostenibilidad es una línea de trabajo clara porque “es la evolución, el futuro y lo que debemos hacer, sobre todo en algo tan importante como el mundo del deporte que puede llegar a tantas personas”. Además, afirmó que la mayor parte de los deportistas de alto nivel están concienciados, sobre todo Novak Djokovic.

Por su parte, Martiarena incidió en que el objetivo es hacer de la Davis un evento sostenible teniendo en cuenta el efecto medioambiental que tiene e intentar minimizarlo.

Por último, Mollà, que aseguró que el torneo será un éxito, dijo que estas acciones son fundamentales para la sociedad y agradeció el apoyo de los organizadores a la educación ambiental.