EFEValència

El Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP tendrá esta edición una gran recta de meta de 300 metros que discurrirá sobre los lagos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias para cruzar el arco frente al Hemisfèric y dejar así espacio a una postmeta mucho más amplia y segura para los corredores sin perder espectacularidad.

La nueva meta junto al Hemisfèric tendrá una recta cien metros más larga que la anterior, a la que se accederá directamente tras la bajada al Jardín del Turia, un descenso que se ha suavizado y uniformado para ser más cómodo para los corredores, informó la organización.

De esta forma, se evitan los dos últimos giros de 90 grados que tenía el trazado, pero, sobre todo, se posibilita disponer de una zona de postmeta mucho más amplia y segura y una mejor zona de evacuación para los corredores.

La organización del Maratón Valencia, a cargo de la SD Correcaminos y del Ayuntamiento de València, decidió cambiar la ubicación de la meta debido a que durante este 2021 el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe (lugar habitual en la última década) ha acogido el punto de vacunación masiva y no se tenía la certeza de que estuviera desmontado.

El resto del circuito es el mismo de 2019 con diferencia de los primeros kilómetros. Tras la salida en la Plaça de la Marató, en la plaza de Europa los corredores girarán a la izquierda por el paseo de la Alameda hasta llegar a la avenida de Baleares, donde tendrán tres kilómetros en línea recta que permitirán que la carrera se estire cómodamente.

Los demás cambios que se han realizado son pequeños ajustes para mejorar la bonanza de un circuito diseñado para lograr las mejores marcas posibles de la élite o de los miles de corredores populares que les acompañarán este 2021 en el regreso de los participantes no profesionales.

Ricardo Íñiguez, responsable de circuitos con Blanca Iribas y Ximo Navarro, comentó que “creemos que va a ser un circuito aún más rápido especialmente en la parte final, donde la altimetría les será favorable y solo encontrarán un giro en los últimos tres kilómetros”.