El interior de la selección española Nacho Llovet advirtió que en las ‘ventanas FIBA’ de clasificación para el Eurobasket 2022 en las que España se medirán este sábado a Israel y el lunes a Rumanía no va a haber victorias fáciles como pudiera pensarse y como demostró la derrota sufrida ante Polonia, puesto que "nadie va a ganar con la gorra".

“Miedo escénico no pero sí respeto por el rival. Confiamos en nosotros y en nuestro potencial pero los rivales también juegan y tienen buenos jugadores. Hay que preparar bien los partidos y dar nuestro máximo. Hay que estar preparados y tener confianza en nosotros”, señaló en la concentración de València.

El pívot, habitual convocado para estos encuentros clasificatorios, explicó que en estos primeros días juntos “han sido un poco para recuperar el trabajo de otras ventanas, recordar los sistemas y realizar alguna modificación y al final ponernos en común y acabar de conocernos un poco más todos, que es una parte importante de cuando juntas tantos jugadores de diferentes equipos”

“Los primeros días todo es un poco más espero porque todo el mundo va con muchas ganas y mucha ambición de llegar aquí y a medida que pasan los estrenos se ordena un poco todo. Todo el mundo tiene mucho baloncesto, se demuestra en la ACB y cuando nos compenetremos creo que podremos hacer un buen juego”, apuntó.

El jugador del MoraBanc Andorra dijo que siempre acude “con mucha ilusión” a esta llamada. “Estamos muy contentos de estar aquí, siempre es un placer y disfrutamos mucho de estas ventanas y jugamos un buen baloncesto. Luego hubo estos premios para algunos de nuestros compañeros de ventanas que acabaron yendo al Mundial y llevándose ese oro a casa. Así que incluso una motivación más”, deslizó.