EFEValència

El alero del Valencia Basket Xabi López-Arostegui se mostró muy satisfecho por la llegada al equipo como entrenador de Álex Mumbrú y se mostró seguro de que su experiencia como jugador y en los banquillos les ayudará a ser un equipo en una temporada en la que tendrán el reto de medirse a los mejores equipos de Europa en la Euroliga.

"He podido hablar un poco y contento con su llegada. Se ha visto en los últimos años en Bilbao el trabajo que ha hecho. Es uno de los entrenadores más jóvenes de la Liga y se ve ya desde que jugaba que el tío sabe de lo que va esto y creo que nos va a ayudar un montón a formar un buen equipo. (Toca) trabajar su filosofía de juego, las bases, y a partir de ahí intentar competir al máximo. (Estoy) con ganas de conocerle de cerca y de empezar a jugar para él”, apuntó en declaraciones facilitadas por el club.

El exterior vasco se mostró muy satisfecho por la invitación que ha obtenido el club para disputar la Euroliga. “Estoy muy contento, era uno de mis objetivos y una de las propuestas del club, ese futuro en el que el objetivo era jugar la Euroliga. Tanto para el club como para mí era uno de los objetivos, crecer, madurar para intentar jugar esta competición y estoy muy ilusionado" , reconoció.

"Tengo ganas de preparar bien el verano, de conocer a los compañeros nuevos cuando vayan llegando y de formar un buen equipo. En las mejores competiciones están los mejores jugadores y al final el madurar como jugador pasa por ahí, en jugar contra gente de tu posición que son mejores que tú, enfrentarte a jugadores que no conoces, probarte en nuevos escenarios, en otras canchas y otros ambientes. Esa máxima exigencia que es donde todo jugador profesional se quiere medir y es lo que quiero hacer”, añadió.

López-Arostegui se concentrará este lunes con la selección española para afrontar partidos de clasificación para el Mundial de 2023. “Se ha visto en competiciones anteriores que Sergio (Scariolo) ha tomado esa decisión de llevarse jugadores que han participado en las 'Ventanas' y han tenido protagonismo. Yo voy con esa mentalidad, intentar hacerme un hueco para jugar el Eurobasket, me haría mucha ilusión", explicó.

"Quiero aprovechar primero la oportunidad de estar en las 'Ventanas', hacer un buen papel en la clasificación para el Mundial, intentar hacerlo lo mejor posible para ayudar al equipo y si eso me puede ayudar a estar un pasito más cerca del Eurobasket", apuntó.

El vasco se mostró satisfecho con su primer curso en el Valencia pese a los altibajos del equipo y a los problemas con las lesiones. "Estoy feliz. Ha sido un año con altibajos, a nivel deportivo, a nivel físico y de adaptación a muchos niveles, era la primera vez que me marchaba de un sitio después de muchos años. Ha sido un año de aprendizaje, en el que primero me he tenido que adaptar a una situación de llegar lesionado. Me arroparon muy bien y he podido crecer un poco a lo largo del año", reflexionó.

"A nivel deportivo nos hubiese gustado estar más en la pomada por ganar algún título, hemos estado ahí pero en momentos puntuales nos ha faltado dar un plus. Pero echando un poco la vista atrás, estoy contento porque estoy seguro de que van a venir buenos años", indicó.

"Es verdad que en momentos puntuales de tener que ganar, ha habido momentos en los que no lo hemos hecho: el partido de la Virtus en casa, el partido que perdimos con Murcia y esta eliminatoria con el Baskonia. Son momentos puntuales que marcan un poco un año en el que se ha trabajado muy bien, en el que hemos ganado muchos partidos, pero en el que nos ha faltado dar ese plus", admitió.