EFEElche (Alicante)

El entrenador del Elche, José Rojo ‘Pacheta’, se mostró convencido este miércoles de que su equipo va a competir en la eliminatoria ante el Real Zaragoza para disputar la final por el ascenso a Primera.

El burgalés, en una rueda de prensa telemática, aseguró que el Elche solo “enfoca” al primer partido ante el conjunto maño y no en el global de la eliminatoria y admitió que la experiencia de parte de la plantilla, que ya disputó hace dos años una fase de ascenso a Segunda, puede ser positiva.

“Nuestra virtud es no mirar más allá del partido más cercano”, dijo Pacheta, quien admitió que la baja del colombiano Luis Suárez en el Zaragoza es importante.

El entrenador restó valor al dato de que su equipo perdiera los dos partidos ante el conjunto maño durante la temporada y afirmó que el Elche no debe cometer errores “porque si no estás brillante un equipo grande te castiga duro”.

Pacheta dijo que el Elche está concienciado de lo que se está jugando, algo que le da “confianza y fe” y destacó la motivación de Nino, del que valoró que es “un ejemplo para todos”.

El entrenador del Elche admitió que le hubiera gustado disputar esta eliminatoria con público en el estadio “porque el fútbol es de los hinchas”.

“Es verdad que La Romareda aprieta, pero el Martínez Valero también. Vamos a echar mucho de menos a nuestros aficionados”, dijo el preparador, quien pese a todo dijo que su equipo ya se ha adaptado “a competir en situaciones extrañas y con dificultades”.

Pacheta reiteró que la “ilusión” es el motor del Elche y elogió la calidad del vestuario que tiene a sus órdenes al señalar que “ante un grupo así el entrenador solo tiene que no molestar y ayudar en lo que pueda”.

El entrenador recordó que el objetivo inicial no era “subir a Primera” pero garantizó que el equipo está ahora “preparado” y que será un rival “muy duro” en el playoff.

“Estamos concienciados y sabemos la historia que tiene el Elche a su espalda y eso nos motiva para pasar esta primera ronda”, explicó el castellano, quien reconoció que le hubiera gustado más una promoción entre los cuatro equipos a partido único y en una sola sede.

“Hemos pasado dos meses de confinamiento, uno de entrenamientos individualizados, otro de competir domingo y miércoles y tres semanas más sin saber si íbamos a jugar. Hay que ponerse en la piel del ser humano y esto no lo aguanta. Hay mucha presión y tensión, se hace muy duro”, concluyó.