EFEValència

El entrenador del Levante, Paco López, explicó este lunes que se teme un “partido loco” ante el Celta de Vigo, aunque recalcó que ese es el planteamiento que tiene a priori y que luego el duelo puede desarrollarse de otra manera.

“Espero un partido muy difícil, muy abierto porque es un equipo que no especula, que te va a buscar arriba, que intenta llevar el peso del partido y ser vertical y con jugadores muy rápidos”, dijo en la rueda de prensa previa al último entrenamiento del equipo.

“En los partidos una cosa es la previa y luego cómo salen. Tenemos un plan de partido y a ver si tratamos de ejecutarlo bien”, insistió el entrenador del Levante.

Paco López destacó que los dos se juegan mucho porque todavía no han ganado en este arranque de Liga y que la urgencia es “para todos igual” de cara al martes. “No sé cómo vendrán a nivel emocional, pero es un gran equipo, con fantásticos jugadores, con balón son muy precisos, con gente con mucho talento, pero están encajando y no están en un gran momento en ese equilibrio. Es un rival que está herido y se hace mucho más peligroso”, indicó.

El entrenador valenciano, que admitió que le habría gustado tener más tiempo para preparar el partido, señaló que ve a su equipo “muy bien emocionalmente” y convencido de que mejorarán su rendimiento. “Cuando veo que el equipo tiene esa implicación y ese compromiso los resultados tienen que llegar”, precisó.

Además, Paco López adelantó que hará cambios en el once, aunque está condicionado por las numerosas bajas en el equipo y agradeció el apoyo de la hinchada. “Es que no tenemos que pedir nada. Nos da mucha energía tener a la gente empujando, al jugador le da un puntito más y emocionalmente es importante para cualquier equipo”, manifestó.

El entrenador del Levante insistió una vez más que no ve ningún problema en alternar a los dos porteros del equipo en la titularidad y pidió prudencia con la evolución de Shkodran Mustafi después de haberse estrenado el pasado sábado en Elche.