EFEValència

El jugador Dani Parejo señaló en una rueda de prensa telemática que intentó buscar fórmulas para seguir en el Valencia pero que "no pudo ser" ante la negativa del club, desde el cual confesó que se le señaló que no iba a seguir en el mismo cuando aún faltaba una semana y media para la conclusión de la pasada campaña.

El ya excapitán valencianista, que hoy ha firmado como nuevo jugador del Villarreal con la carta de libertad, explicó que "me entero de mi situación cuando estaba la competición en juego. Me dijeron que la intención era que no siguiese. No son ni formas ni momentos en los que se puede decir y más con lo que nos estábamos jugando cuando quedaba semana y media para cerrar la competición. Yo busqué una formula para continuar. Pero no pudo ser. Intenté buscar lo mejor, pero imposible".

Parejo, que ha jugado nueve temporadas en el Valencia, aseguró que desde el club no le han explicado cuáles son las razones por las que han decidido prescindir de sus servicios y añadió que su intención era retirarse con la camiseta del Valencia.

"No me han explicado cuál ha sido el motivo, si el salario, mi comportamiento o que digo las cosas a la cara. Yo le dije a mi agente que quería retirarme en el Valencia, que mi vida está aquí. Supongo que hablaron y no llegarían a un acuerdo", explicó.

Preguntado por su relación con el propietario Peter Lim y el presidente que éste puso, Anil Murthy, señaló que con el máximo accionista "apenas tengo relación. Solo fui una vez a Singapur. Estuve con él apenas 24 horas. No tengo ni mala ni buena relación. Con Anil vivimos más el día a día. Es una relación sin más. Siempre he sido sincero, he dicho las cosas como las pienso. Voy de cara y a lo mejor eso ha podido perjudicarme. No voy a entrar en situaciones en las que no puedo controlar yo".

"No sé quién es el encargado de tomar este tipo de decisiones. Nosotros nos enteramos como vosotros que despiden a Camarasa (delegado del equipo). Eso me dolió mucho. Que despiden al readaptador, a un fisio", agregó el futbolista quien reconoció estar dolido por todo lo que ha pasado y que le hubiera gustado despedirse de la afición en Mestalla.

"Me quedo con los mensajes de amigos. He recibido muchos mensajes de gente muy preocupados con mi situación. Hay mucha gente que me ha valorado, que me valora y que piensa en mí. Estoy muy agradecido. Lo que yo he vivido aquí no tiene palabras. No hay nada mejor que lo que he vivido en el Valencia", recalcó.

El ya jugador del Villarreal reconoció que no ha podido despedirse de sus compañeros del Valencia ni de los trabajadores del club, pero que lo hará personalmente y no por teléfono.

Cuando se le preguntó por cómo ve el futuro del Valencia comentó que "con la misma incertidumbre con la que lo veis vosotros. Le deseo lo mejor porque solo tengo palabras de agradecimiento al Valencia, al valencianismo, a la afición, le deseo y le desearé siempre lo mejor".

Sobre su nuevo club, admitió que se vio "diferente" al ponerse una camiseta distinta después de nueve años aunque apuntó que "me voy a un club estable, muy familiar y del que todo el mundo me ha hablado muy bien Pero estoy contento, tengo un gran proyecto y voy a un gran club en el que puedo disfrutar con el fútbol".