EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó se mostró este miércoles "feliz y encantado" con el avance de las obras del estadio del Levante y descartó comparar su situación con la del Valencia, al que le han exigido "hechos concretos".

Ribó visitó el estadio Ciutat de València junto a otros miembros del consistorio y de la mano del presidente del Levante, Quico Catalán, y explicó que estaba sorprendido por la magnitud de la remodelación que están llevando a cabo en el campo.

"Me han sorprendido las obras por su potencial tecnológico y porque sin ocupar casi espacio público se están haciendo unas obras que cuando acaben estaremos todos muy contentos", dijo Ribó a los medios de comunicación.

El alcalde fue preguntado por si cree que algún día podría visitar las obras del nuevo estadio del Valencia, parado desde 2009, y rechazó hacer comparaciones, si bien desveló que exigió la semana pasada al presidente Anil Murthy "hechos concretos".

"Le dijimos al Valencia CF que el tiempo estaba pasando, que el tiempo se estaba agotando y que era imprescindible que este tema se abordara y que queríamos hechos concretos para poder hablar de cualquier otro tema", indicó el alcalde.

"Le dijimos que era el momento de que el Valencia CF avanzara en sus obligaciones. No dimos fechas concretas pero sí que exigimos que esto se pusiera en marcha, que es lo que hace falta. Todas las comparaciones son odiosas y hacerlas con otros estadios no es el momento", indicó.

Además, Ribó señaló que el proyecto de la nueva ciudad deportiva que el Levante tiene previsto construir en el barrio de Nazaret "está muy maduro" y que servirá para "dinamizar mucho el barrio".