EFEValència

El base catalán del Valencia Basket, Guillem Vives, aseguró que pese a que no hay una fecha prevista para retomar la temporada interrumpida por la crisis del coronavirus deben de estar preparados físicamente y generarse motivación para afrontar ese momento.

“Mentalmente como jugadores hay que estar preparados porque al final, aunque no sabemos la fecha, cuándo los expertos nos digan hay que volver, si estás mejor preparado, volverás mejor. Tenemos una obligación como equipo, como jugadores, de estar físicamente en un buen estado”, señaló en declaraciones facilitadas por el club.

“Está claro que necesitaremos un tiempo para readaptarnos y físicamente tenemos que seguir trabajando y no podemos dejarnos. Pero a la vez, mentalmente hay que ir generando motivación, sensación, ganas de volver. No caer en el desánimo, saber que seguir trabajando y enfocando bien nuestras visiones hacia puntos y llegar cuando llegue en la mejor forma posible”, añadió.

El catalán dijo que lo está llevando “de la mejor forma posible, haciendo mucho caso a los expertos que nos recomiendan lo que hay que hacer”.

“Tengo una rutina hecha de lunes a viernes donde puedo tener más o menos el día organizado. Tengo la suerte de que la Universidad, los estudios, ya los hacía de forma on-line y puedo seguir estudiando por la mañana. Y aparte tenemos en plan físico diario del club”, recordó.

Vives agradeció la ayuda del cuerpo técnico y también el poder estar conectados mediante llamadas múltiples. ”Eso es un punto muy bueno para poder afrontar la vuelta. Creo que el equipo tiene ganas de volver, pero esperaremos pacientes a las órdenes para cuando volvamos seguir a tope”, apuntó.

El director de juego dijo que tiene ganas “de estar con los compañeros, trabajar en la pista, coger el balón” y se mostró seguro de que “con el paso del tiempo va ‘in crescendo’ esa sensación”.

“Hay que esperar para volver pero sí que es verdad que cada día que pasa vas cogiendo más ganas de volver a vivir ese tipo de sensaciones y volver a estar con los compañeros”, señaló.

Vives dijo que no tiene mucho tiempo libre pero confesó que ha encontrado “nuevas aficiones, nuevas sensaciones”.

“Nos regalaron una guitarra a mi pareja y a mí en Navidades y la estamos intentando controlar. Yo tengo mucha menos habilidad pero se está intentando. También estoy creando una nueva rutina de meditación”, explicó.

“Ya lo había leído hace mucho pero estoy tratando de crear un hábito y cada día dedicar unos minutos a meditar. Empecé con muy pocos minutos porque me era muy difícil. Pero con el paso de las semanas he ido incrementando el tiempo que le dedico a eso y ya le dedico diez minutos diarios. Y me va muy bien, aparte del yoga que hacemos con mi pareja, que me ayuda a tranquilizar y también a estirar”, concluyó. EFE

1010146

nhp/cta