EFEValència

Cocinas independientes que hacen pizzas o paellas, platos con las propiedades nutricionales adecuadas a cada persona o bares móviles que preparan tu pedido y te lo llevan serán realidad en 2021 de la mano de la empresa Macco Robotics, que apunta a una alimentación futura "cien por cien personalizada".

La empresa sevillana, que ya comercializa otras soluciones robotizadas con fines culinarios, participa en València en la segunda edición del encuentro de innovación alimentaria FTalks, organizado por KM ZERO Food Innovation Hub, que impulsa la creación de productos y soluciones para el ecosistema alimentario.

EXPERIENCIA CULINARIA ESPECIALIZADA

Su creador, Víctor Martín, ha explicado a EFE que su objetivo, cuando la empresa nació en 2013, era modificar el sector de la hostelería y la restauración y "poner al cliente en el centro", ofreciéndole una "experiencia personalizada", a través de la robótica.

En el marco de esa filosofía, esta empresa emergente ha presentado en València los productos que tiene previsto sacar al mercado en 2021: la "dark kitchen" o cocina fantasma y el bar móvil.

COCINA CON ROBOTS QUE COCINAN PAELLA Y PLATOS PERSONALIZADOS

Según Martín, se trata de enseñar a cocinar con un sistema totalmente robotizado en una cocina independiente; de hecho, ha asegurado que ya están "enseñando a sus robots a cocinar hamburguesas, pizza y paella".

"El usuario haría su pedido y la cocina independiente, esté dónde esté, empezaría a preparar sus platos e incluso se puede ver por 'streaming' cómo se cocina y luego, una empresa de 'delivery' le lleva el pedido en casa", ha explicado.

En esta plataforma, la empresa también trabaja para integrar la tecnología que le permita conocer el estado nutricional de las personas: así "podemos ofrecer su comida totalmente personalizada y usamos los robots para preparar este tipo de alimentos", añade.

Según el empresario, si el usuario, a través de la aplicación, le da acceso también a su calendario de actividades deportivas, esos platos específicos serán más precisos y pone un ejemplo.

"Si alguien pide un plato de macarrones por la 'app' y se detecta que sus niveles de hidratos son altos, se le recomendará otro alimento, pero si sabemos que después de comer va a hacer 'crossfit' o pesas, le recomendará que lo coma y también que añada proteínas", ha detallado.

El robot permite "preparar un plato específico para esa personas con el porcentaje exacto de hidratos y proteínas, pero como además sabemos sus gustos, no solo será bueno nutricionalmente sino también sabroso".

"La alimentación del futuro es cien por cien personalizada", según Martín, que también ha presentado en esta cita de innovación culinaria los bares móviles, coches autónomos que pueden navegar por zonas abiertas y que recogen pedidos, los cocinan y los entregan allí donde se esté.

ROBOTS QUE PREPARAN BEBIDAS

Pero Macco Robotics ya tiene en el mercado cuatro productos comercializados en el mercado: uno de ellos es "Kime", un robot humanoide que va dentro de un quiosco y que está listo para preparar y servir cualquier bebida como cerveza, café o un cóctel, con total seguridad alimentaria.

"Garantizamos que si va a preparar una cerveza, todas sean exactamente igual porque se controla la temperatura, la presión, el nivel de CO2 o la espuma, y se garantiza la calidad de los productos que se sirven", ha puntualizado.

Otro de sus robots es el "Bearcar", un carrito integrado que se transporta fácilmente con ruedas y que trabaja un solo producto, "que puede ser café, cerveza o helados".

También han comercializado las plataformas "Bibot" (como robot de suelos grandes que salvan obstáculos en su camino de un punto a otro): una que lleva encargos de la cocina o la barra a los consumidores ("delivery box"), y otra que desinfecta locales con un sistema vaporizado que no solo elimina la covid-19 sino que puede ser usado en contacto con personas y alimentos ("disinfection box").

EMPRESA EN CRECIMIENTO

Enfocada a los sectores de restauración y hoteles, Macco Robotics se creó en 2013 aunque empezó a facturar en 2017, y cada año "ha multiplicado por diez su facturación", ha apuntado su creador.

Víctor Martín ha destacado que consiguieron una ronda de inversión de 15 millones de euros y ahora preparan la segunda. Ya están implantados en Sevilla, Madrid, Nueva York y Miami, así como en una ciudad de la India, y a partir de febrero, en Singapur.

NODO DE INNOVACIÓN ALIMENTARIA

El empresario ha anunciado que estudian poder desarrollar en València su primer Macco Food Experience, un restaurante totalmente robotizado, donde incorporar toda su tecnología y abierto al público y que se convierta en un "hub" o nodo de "innovación alimentaria".

"Invitamos a otras empresas a que si desarrollan cualquier tecnología en el sector de la alimentación puedan testarlo con clientes reales", ha explicado para añadir que será un centro de formación en tecnología, programación y robótica del sector culinario.

Mónica Collado