EFEElche (Alicante)

Diego García, presidente del Elche CF, afirmó este martes, durante su despedida como máximo dirigente de la entidad, que deja al club mejor de lo que se lo encontró hace tres años y medio.

El aún máximo dirigente del Elche se despedirá esta tarde, durante la junta de accionistas, de la presidencia al entender que ha terminado su ciclo tras consumarse la mayoría accionarial de José Sepulcre.

"Las personas tienen que saber entrar y salir. Las decisiones las debe tomar el máximo responsable. Vinimos en comisión de servicio para solucionar un problema determinado. Se acaba un ciclo y comienza otro. Hay que saber dar un paso al lado", argumentó.

García, que se mostró agradecido a todos los empleados y a los aficionados, desveló que la decisión de dimitir estaba tomada desde hace un mes, si bien consideró que era necesario llegar hasta esta junta, en la que se aprobarán las ampliaciones de capital realizadas.

El abogado ilicitano dijo que su relación personal con Sepulcre es "absolutamente estupenda" y anunció que seguirá vinculado a la entidad como "asesor jurídico externo".

"Nos encontramos un club muy enfermo, con una deuda de más de 43 millones y en amenaza de liquidación por la deuda con la Unión Europea", recordó García, quien además añadió que en el momento de su llegada "existía un desgarro profundo entre sociedad y club y los lazos con las autoridades del fútbol estaban rotos".

"Ha sido una tarea más ardua de la esperada, pero nos vamos sabiendo que dejamos un club mejor al que encontramos y con 30 millones menos de deuda", reiteró.

García pidió unidad a la afición ilicitana "porque juntos somos más fuertes" y aseguró que "se va la misma persona que vino".

"Hemos sido capaces de encontrar un futuro más esperanzador para el club", añadió el presidente, quien agradeció a Sepulcre "que nos haya permitido dirigir la nave pero atento siempre como un padre a las necesidades económicas".

"Sé que no he estado a la altura de otros presidentes que me han precedido, pero como ilicitano he hecho todo lo posible y he dado lo mejor de mí por el Elche", sentenció el presidente, quien recordó que su mejor día fue el del "ascenso" y el peor "el del descenso".

En cuanto a su posible sustituto, Joaquín Buitrago, García indicó que sería "un magnífico presidente porque es un hombre del pueblo y de confianza de Pepe (Sepulcre).

"Si fuera él, el Elche estaría muy bien representado y le daré abrazo y la bienvenida", concluyó Diego García.