EFEValència

El Levante encadenó el pasado sábado ante el Alavés (0-1) el décimo quinto partido seguido en LaLiga en el que recibe al menos un gol y vive su peor racha histórica en Primera división en esta faceta.

El Levante no acaba un partido en LaLiga con su portería imbatida desde el 21 de septiembre de 2019, cuando empató en el Ciutat de València con el Éibar (0-0).

Desde entonces, el equipo que dirige Paco López ha ganado seis partidos, ha empatado sólo uno, ante Osasuna (1-1) en casa, y ha perdido los otros ocho encuentros disputados en la competición.

Esta mala racha iguala la vivida por el Levante en la temporada 1964-65, cuando estuvo entre el 27 de diciembre de 1964 y el 11 de abril de 1965 sin ser capaz de mantenerse imbatido.

El dato todavía es peor si se contabilizan los partidos como visitante, ya que no consigue acabar con la portería a cero fuera de su estadio desde el pasado 6 de octubre de 2018, cuando ganó en Getafe por 0-1.