EFEOrihuela (Alicante)

La nueva alcaldesa de Orihuela, la socialista Carolina Gracia, quiere que los oriolanos vuelvan a sentir que la ciudad ejerce de capital de la Vega Baja, tras siete años de parálisis en la gestión del PP que han hecho tener la sensación de que se está "dormido desde hace mucho tiempo".

El pasado 25 de abril Gracia se convirtió en la primera alcaldesa socialista de Orihuela en casi 36 años al prosperar la moción de censura contra el popular Emilio Bascuñana para gobernar un bipartito con Ciudadanos (Cs), anteriores socios del PP, y con el apoyo puntual de Cambiemos (marca local de Podemos).

En una entrevista concedida a la Agencia EFE, la nueva alcaldesa ha sostenido que la falta de gestión del PP ha propiciado un aletargamiento generalizado que se propone corregir porque "los ciudadanos necesitamos sentir otra vez que Orihuela puede liderar la capitalidad de la Vega Baja".

Los siete años del PP han abocado a que Orihuela se esté convirtiendo casi "en una ciudad dormitorio" donde muchas personas "necesitan irse a trabajar fuera porque no tenemos un polígono industrial potente y atractivo".

Gracia ha explicado que este polígono industrial oriolano quedó en "malísimas" condiciones por la DANA de 2019 y que desde entonces empresarios y trabajadores "esperan una respuesta" del gobierno municipal, sin reacción de la administración local.

"No costaba tanto una modificación urbanística y plantear una zona menos inundable" para un nuevo polígono donde se garantice que, ante una avenida de agua similar, no haya los mismos estragos", ha dicho.

Esta falta de liderazgo del PP ha hecho, en opinión de Gracia, que "los oriolanos tengan la sensación de que llevamos dormidos desde hace mucho tiempo y que ya no somos capital de la Vega Baja" mientras que "otros pueblos cercanos y más pequeños ponen todo lo que tienen para fomentar sus tradiciones, su cultura, las empresas y las industrias, y están saliendo adelante".

Este panorama ha hecho que la moción de censura firmada con los antiguos socios del PP, Cs, y Cambiemos Orihuela haya sido "entendido como necesario" y haya recibido "el calor" de los vecinos.

"La ciudadanía ha comprendido que la parálisis de Orihuela nos llevaba a tomar esta decisión, aunque pareciese extraña por los partidos que conformamos el acuerdo" después de que "no hayan servido de nada siete años de una mayoría sólo numérica (del PP) que no se reflejaba ni en los plenos ni en la junta de gobierno".

Gracia ha subrayado que PSPV-PSOE, Cs y Cambiemos tienen "un año para demostrar que podemos alcanzar acuerdos y poner en marcha políticas" y uno de los primeros objetivos es sacar adelante los presupuestos, los primeros desde 2018, y desarrollar un "escudo social".

La alcaldesa, que dirigirá personalmente el área social, ha explicado sobre este escudo social que optimizará los recursos que llegan desde otras administraciones y que hasta ahora eran de vueltos por falta de gestión municipal, y que impulsará el Centro de Atención Temprana (CAT), la atención de salud mental y mejorará otros servicios "que han estado un poco olvidados" como el acoso escolar, un área donde el ayuntamiento ha estado "muy despistado en los últimos años".

"Quiero una apuesta real para intentar afrontar todos estos problemas y realidades que no podemos obviar, y también que la gente joven tenga herramientas y el apoyo necesario para ayudarles desde el primer momento con el I Plan contra el Acoso de Jóvenes", ha relatado.

El bipartito tiene entre sus planes apostar por algún proyecto estrella respaldado con una financiación plurianual que será presentado "próximamente" e, igualmente, solicitar proyectos de los fondos europeos Next Generation, de los que hasta ahora no se ha pedido nada, y que la relación con la Diputación Provincial pase "de las palabras a los hechos" ya que cree que la institución presidida por Carlos Mazón (PP) no ejecuta sus compromisos, como por ejemplo las ayudas por la DANA de 2019, que "han llegado ahora".

Con la Generalitat del también socialista Ximo Puig, ha asegurado que no dejará de reivindicar lo que sea necesario pero ha destacado que es "el president que más veces ha bajado al territorio, que más dinero ha traído y que cuando ha anunciado algo, luego ha vuelto con el problema resuelto".

El plan Vega Renhace es una de las iniciativas que ha resaltado del Consell porque "ha nacido con presupuesto" tras ser consensuado con entidades, organismos sociales y económicos, pese a lo cual ha lamentado que el PP lo esté "desmereciendo".

Frente a esta implicación de la Generalitat por la comarca, Gracia cree que la alcaldía de Orihuela "se ha querido sentir fuera" con un Bascuñana que "se ha salido de la línea de progreso y trabajo leal".

En materia de agua y frente al inminente recorte de caudales del Tajo, el ayuntamiento de Orihuela se sumará a la defensa jurídica que lidera el Gobierno valenciano para defender "el interés de todos".

Antonio Martín