EFERedacción deportes

La empresa valenciana NBN23 ha conseguido abrir las puertas de la liga de baloncesto más poderosa del mundo con 'Performance', una herramienta que recoge datos geolocalizados de los jugadores para mejorar su rendimiento y que ha sido validada por la NBA para que la usen sus franquicias.

Conseguir esta validación es, según explican a EFE desde esta compañía valenciana, el paso imprescindible para negociar y llegar a acuerdos con las franquicias del baloncesto norteamericano, lo que les ha llevado "más de un año" de trabajo para cumplir con los requisitos de la NBA.

La empresa de Paterna (Valencia) ya trabajaba con los campeonatos juveniles que la liga estadounidense promueve por todo el planeta (JrNBA) con su acta digital, y a partir de ahí ofrecieron su otra herramienta, pensada para mejorar la preparación física y técnica de los equipos de cantera y profesionales.

"Estuvimos probando la tecnología en Los Ángeles, donde entrenan los Lakers, en marzo, y a partir de ese momento fueron varios meses esperando la validación, hasta ahora. Es un proceso que tiene que pasar muchos filtros", explica a EFE el responsable de Comunicación de NBN23, Víctor González.

'Performance' ofrece a los equipos la posibilidad de obtener un buen número de datos de todos los jugadores, como su velocidad media, potencia de salto, zonas de influencia en la cancha, ritmo, número de lanzamientos, así como tomar decisiones a partir de estos datos o prevenir posibles lesiones.

Para ello, solo son necesarios un chip de unos dos centímetros, que se puede poner en los cordones de la zapatilla, en el pantalón o en la camiseta de cada jugador, y unos repetidores en el techo del pabellón que permiten la geolocalización de todos los jugadores.

"De esta manera, el cuerpo técnico puede ver los datos a tiempo real conforme se está produciendo el entrenamiento, y tomar decisiones al respecto", enfatiza González.

La tecnología está actualmente instalada en el centro de alto rendimiento de baloncesto del Valencia Basket, 'L'Alquería del Basket', donde lo utiliza el primer equipo 'taronja' cuando entrena allí, y de forma habitual forma parte de la preparación del primer equipo femenino y el filial masculino de Liga EBA.

El sistema también fue probado por el Movistar Estudiantes y el Joventut de Badalona entre otros conjuntos, aunque no han dado el paso a utilizarlo de forma habitual.

El hándicap de esta herramienta es que necesita que los clubes cuenten con un especialista en análisis de datos que pueda traducir esta información en conocimiento útil para el cuerpo técnico.

"Por eso muchos clubes no se han atrevido a utilizarla, pero en la NBA hay más técnicos y valoran más esta preparación", apunta el portavoz de NBN23, que confía en que su validación para el campeonato norteamericano sea el paso clave para el crecimiento de la compañía.

Esta 'startup' valenciana, que arrancó en 2015, cuenta además con un producto consolidado de acta digital, denominado 'Competition', y que utilizan un buen número de federaciones nacionales, autonómicas y varios campeonatos estadounidenses de formación, como el JrNBA y Hoophall Classic.

Más de 2.000 partidos de baloncesto cada semana cuentan con su acta digital gracias a NBN23, que recientemente ha lanzado una aplicación, denominada 'Swish', en la que se pueden seguir los resultados y las estadísticas de todas las competiciones a las que han informatizado el acta.

La compañía valenciana cuenta entre sus accionistas con varios jugadores de baloncesto, como el base internacional español Sergio Rodríguez (Olimpia Milán) o el ala-pívot Víctor Claver (Barcelona), así como colaboran con la empresa exjugadores como Amaya Valdemoro, el francés Antoine Rigaudeu o el alemán Jan-Hendrik Jagla.

NBN23 recibió hace unos meses una inyección económica de unos 2 millones de euros procedentes de varios inversores y fichó al expresidente de la marca de equipamiento de baloncesto estadounidense Spalding, Ed Dvorak, y al exdirector de la tecnológica Cisco, Robert Auci.

"El sueño sería que alguna franquicia NBA incorporara 'Performance'", admiten desde esta compañía valenciana, que con un equipo de casi 30 personas trabaja en consolidar su tecnología y mejorar sus prestaciones para los clubes de baloncesto.

Miguel Ángel Moreno