EFEAlicante

Volcar a las empresas de la provincia de Alicante en la formación de los jóvenes es uno de los retos "urgentísimos" del que será nuevo presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Baño, que con una clara vocación de "cambio" tomará posesión del cargo a finales de junio para relevar a Juan Riera.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE poco después de lograr el respaldo en las elecciones de la Cámara sumando la inmensa mayoría de los vocales, Baño ha explicado que se abre una nueva etapa tras unos años en los que la organización ha estado "infrautilizada".

Entre sus primeros retos, hacer frente a la triste y sorprendente realidad de que muchas empresas no encuentran personal preparado que contratar pese a que la alicantina es una provincia con una alta tasa de paro. Por ejemplo, ocurre en la hostelería, en la industria y el comercio.

De la mano de la Conselleria de Educación, buscará que la Cámara de Alicante se convierta en el nexo de unión entre las empresas y la administración para atender esta demanda laboral y conseguir que los jóvenes salgan colocados al terminar los estudios.

Para ello, elaborará una guía de ayuda dirigida a los jóvenes y a sus padres para que sepan qué centros públicos o privados de formación profesional existen en la provincia, qué tipo de estudios o grados ofrecen y cuál es la salida profesional real.

El objetivo de esta guía es dar una orientación real para incentivar a los jóvenes a que se formen en algo que les guste y motive, y además con salidas profesionales en la provincia.

"Queremos promover y dignificar la formación profesional (FP) porque lo necesitamos", ha asegurado Baño, quien desea que las empresas participen directamente en la educación de los jóvenes para que al terminar las clases, ha repetido, "muchos de ellos ya estén prácticamente colocados".

Por ejemplo, intentará que maestros del calzado o de la industria del juguete a punto de jubilarse se involucren directamente en la formación de chavales para que "vuelquen su sabiduría".

Baño será elegido presidente de la Cámara con la práctica unanimidad de los 60 vocales con derecho a voto, ya que ha conseguido 39 de los 40 electos y ha recabado el apoyo de los 8 de la CEV, aparte de los 12 restantes provenientes de los patronos de mayor aportación.

Su vicepresidente y mano derecha será Jesús Navarro (Carmencita) y habrá otra vicepresidenta y un tesorero dentro de un comité ejecutivo de ocho miembros, donde habrá un mínimo de tres mujeres.

Es consciente de que llega al cargo "en un momento de dificultad" y que no quiere "continuismo sino un cambio" después de unos años alejados de la realidad de la calle.

El equipo directivo que le acompañará los próximos cuatro años combinará la juventud y la experiencia a partir de personas líderes en cada uno de sus sectores para representar a los 140.000 empresarios de la provincia.

Desde la "lealtad" institucional, Baño será reivindicativo en una provincia que acapara el quinto PIB nacional y que, no obstante, es la número 47 en recibir inversiones en infraestructuras.

Ve urgente dotaciones en el puerto de Alicante para que pase a generar riqueza, interconexiones del aeropuerto y una segunda pista, así como que Alicante y Elche "trabajen juntas" en los objetivos comunes.

Sobre la sede de la Cámara, actualmente frente al teatro Principal, ha admitido que le gustaría una con más espacio para la formación y más accesible para los empresarios (con parking) aunque un traslado no entra dentro de sus prioridades.

"Hay que ofrecer servicios a los empresarios y luego llegará el siguiente paso (un posible traslado). Aunque no son las instalaciones que más me gustan, hay que usar los espacios infrautilizados y evitar meterse en gastos que puedan ser innecesarios", ha relatado.

A diferencia del presidente saliente, Baño no tendrá sueldo porque cree que no tiene una función ejecutiva sino solo institucional: "Los presidentes venimos voluntariamente y nos podemos permitir en nuestras empresas dedicar un tiempo a ayudar al reto, pero no podemos llegar a beneficiarnos".

Entre muchos objetivos que se propone desarrollar paso a paso, Baño también buscará dignificar la profesión de empresario como generador de empleo y riqueza frente a la imagen que se han hecho algunos de "oportunistas y especuladores".