EFEVila-real (Castellón)

El centrocampista del Villarreal, Manu Trigueros, aseguró a los medios de comunicación haber puesto fin a un año complicado y "muy duro", en el que ha sufrido constantes lesiones y ha perdido la titularidad en el equipo entrenado por Javier Calleja.

El centrocampista disputó los noventa minutos del amistoso del jueves ante el Levante y al finalizar el encuentro manifestó que se encontraba "al cien por cien y sin molestias de ningún tipo", por lo que sentía que estaba "al mismo nivel antes de la operación" a la que se sometió en junio de 2018.

En mayo de ese año fue operado de una hernia inguinal y en junio de una tenotomía bilateral de aductores, con la idea de poner punto y final a sus problemas en esa zona. Esta intervención le privó de hacer una buena pretemporada y aunque fue importante en el inicio de la pasada campaña a pesar de no estar al cien por cien, una lesión en la rodilla le volvió a apartar del grupo.

Trigueros admitió que, aunque ahora no es fácil entrar en el equipo, va a tratar de aprovechar cualquier posibilidad que se le presente..

En esta campaña el jugador suma 56 minutos en cuatro partidos oficiales, algo que espera “poder cambiar y mejorar en breve”, ya que su objetivo es “ayudar otra vez al equipo para que se puedan lograr los objetivos marcados”, aseguró.