EFEValencia

El Valencia Basket visitará este jueves la pista del Unicaja en la décima sexta jornada de la fase regular de la Euroliga con el objetivo de lograr una victoria que le dé continuidad a la lograda en la última jornada ante el Panathinaikos y que alimente la débil esperanza que le dio ese triunfo.

Tras diez derrotas seguidas que le llevaron de la zona noble de la clasificación a la parte más baja, el Valencia venció al equipo heleno, logró salir de esa espiral de tropiezos, sumó su cuarta victoria y sueña ahora con una racha de triunfos que le permita alargar unas semanas la esperanza de luchar por estar entre los ocho primeros.

Después de este encuentro, el equipo valenciano afrontará dos como local (ante el Fenerbahce y el Barcelona Lassa) y de lo que haga en estos tres encuentros dependerán sus últimas opciones en el torneo.

Enfrente tendrá a un equipo que aunque se ha mostrado mucho más débil en la Liga, en la Euroliga ha enlazado cuatro triunfos consecutivos, lleva ya siete, y está a sólo una victoria del octavo clasificado.

Este encuentro llegará apenas 48 horas después de que ambos equipos se enfrentarán también en el Martín Carpena en la Liga Endesa, un encuentro en que el Unicaja dominó desde la mitad del segundo cuarto y en el que aunque el marcador se apretó al final, el Valencia no logró remontar.

El equipo de Txus Vidorreta le disputó al Unicaja el mando del choque mientras su porcentaje de tiros de tres puntos fue alto, por lo que si el guión del choque de mañana es similar deberá encontrar la fórmula para alargar los minutos en los que logra tirar cómodo o aumentar su repertorio ofensivo con más balones en posiciones interiores.

Para este encuentro, el técnico vasco contará con las seis bajas que arrastra en los últimos encuentros lo que obligará a que el alero gallego Alberto Abalde vuelva a ejercer de base para dar relevo al belga Sam Van Rossom.

Eso sí, el choque del martes, como ya pasó en algunos anteriores con el interior islandés Triggvy Hlinason, demostró que el joven exterior Josep Puerto puede ayudar de manera puntual en la rotación del equipo valenciano.

En el encuentro que ambos equipos disputaron en la primera vuelta de esta fase regular en la Fonteta, el Valencia se impuso por un claro 91-53 al equipo de Joan Plaza.