La Comunitat Valenciana ha estrenado este lunes la fase 2 de desescalada, o que está permitiendo a los usuarios volver a los gimnasios, que han retomado su actividad, como el caso de Full Crossfit en la localidad de Alboraya, adoptando algunas normas higiénicas básicas como el uso obligatorio de mascarillas, zonas delitimitadas en el suelo para cada persona durante el entrenamiento o limpiar el material que cada uno ha utilizado al terminar cada sesión.

Antes de comenzar la clase de las diez de la mañana, Natascha confiesa estar "ansiosa por volver a entrenar", cuenta que durante el confinamiento ha estado entrenando en casa pero nada comparable "a estar de vuelta" y, a pesar de las nuevas normas, dice sentirse "tranquila".

Ismael cuenta a EFE que estos meses no ha podido entrenar en casa "porque no tenía espacio. Estaba que me subía por las paredes". En su primer día de vuelta a las clases comenta que no está preocupado "porque nos han informado muy bien de las medidas de seguridad" adoptadas.

Vicente es sanitario y explica que los últimos dos meses han sido de mucho trabajo y que ha entrenado "lo que he podido en casa". Vuelve a su gimnasio habitual "tranquilo" porque las instalaciones se han sometido a una puesta a punto exhaustiva: "está todo muy preparado" por lo que "manteniendo las distancias de seguridad y haciendo las cosas como toca, no habrá problema".

Durante la clase todos han llevado puesta la mascarilla, incluido Uwe, el monitor. Solamente se la han quitado unos segundos para recuperar el aliento en los momentos de descanso.

Terminada la clase, cada participante desinfecta el material que ha utilizado durante el entrenamiento antes de salir a la calle por las zonas señalizadas. Los vestuarios no se pueden utilizar por medidas de seguridad sanitaria.

"La mascarilla es un plus que dificulta la respiración, pero se lleva bien, nos tenemos que adaptar a la nueva normalidad", señala a EFE Jose, otro participante en la sesión, para añadir a continuación: "inevitablemente he cogido peso. Tenía muchas ganas de volver porque entrenar en casa no es lo mismo".

Mireia comenta que le ha costado "adaptarse un poco" a entrenar con mascarilla "te sientes un poco atrapada" aunque asegura estar contenta de volver al gimnasio: "he cogido peso porque seguir la dieta en casa es más complicado", ha indicado.