EFEValència

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha defendido este miércoles que las medidas de control establecidas en los aeropuertos españoles frente la pandemia de coronavirus están "por encima de la media europea", y se ha aumentado también la dotación de personal sanitario.

En declaraciones a los periodistas en València, antes de participar en un foro sobre empresas y movilidad, Ábalos ha asegurado que se ha avanzado mucho en esta materia con la aprobación del decreto que convierte en obligatorias las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Aérea y el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades.

Ha destacado que ahora esas recomendaciones "son obligatorias" y "deben implantarse en todos los aeropuertos", y también en todos los vuelos y en todas las operaciones aéreas.

Según Ábalos, el Gobierno está "imponiendo unas medidas por encima de la media europea con claridad", y ha añadido que "basta con viajar a un país del espacio Schengen para entender que estamos con unas condiciones por encima de la media".

Asimismo, ha destacado que se ha aumentado también la dotación de Sanidad para poder llevar a cabo estas medidas de control, y que desde el 1 de julio Aena cuenta "con mil efectivos de carácter sanitario para llevar a cabo estas medidas".

"Hasta el momento no hemos tenido ningún problema que sepa yo y que nos informen las autoridades sanitarias", ha manifestado, y se ha referido a la polémica respecto del aeropuerto de Barajas para decir que no es el aeropuerto que más movimiento tiene ni el que más pasajeros internacionales recibe.

Según Ábalos, los vuelos en España están en estos momentos en torno al 28 % en comparación con el año anterior, porcentaje que en el caso de Barajas es del 13 %, y ha destacado que aeropuertos como el de Palma o el de Barcelona tienen más actividad que el de Madrid.

El ministro ha asegurado que "más allá espacio Schengen y de los vuelos nacionales, no están viniendo pasajeros de otros países", pues de los catorce países a los que la Comisión Europea permite volar, "son doce en la práctica los que pueden estar operando y sabemos qué países son".