EFEMadrid/València

La descarga de pescado fresco en el primer trimestre de este año ha bajado en los puertos de Castellón, Valencia y Alicante, especialmente en este último, donde el descenso ha sido del 32,72 % con respecto al mismo periodo del pasado año.

Según Puertos del Estado, en el puerto de Alicante la descarga de pescado fresco ha sido entre enero y marzo de este año de 220 toneladas, un 32,72 % menos que las 327 del mismo periodo de 2018.

En el puerto de Castellón, se han descargado 716 toneladas, un 11,17 por ciento menos que en 2018; y en el de Valencia, el descenso ha sido del 1,26 %, al pasar de 796 toneladas en 2017 a 786 en este año

Según Puertos del Estado, de los 23 con actividad pesquera, 12 registraron descensos de volumen frente al mismo período del año anterior y 11 contabilizaron aumentos.

En términos porcentuales, las mayores reducciones correspondieron a las descargas en Ferrol-San Cibrao (-45,28 %) y Alicante (-32,72 %).

Por el contrario, los puertos con los aumentos más importantes en este periodo fueron Gijón (+114,35 %) y Tarragona (+71,95 %).

En cuanto a volumen, el puerto de Vigo fue el que más desembarcos de pesca fresca registró, con 14.451 toneladas, seguido por el de Pasaia (8.199 toneladas).