EFEValència

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha sostenido que la empresa familiar es el "armazón" y uno de los "puntos fuertes" de la economía española y por eso ha de tenerse en cuenta y "tener un apoyo muy especial".

Garamendi ha participado este jueves en la asamblea del Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), en la que también ha intervenido el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, y que ha cerrado el president de la Generalitat, Ximo Puig, todos de forma virtual.

El presidente de la CEOE ha destacado que trabajan desde el punto de vista sanitario y de protección de las empresas, a través de los ERTE y los ICO, "tanto desde un plano de protección a los trabajadores como desde un plano de hibernación de las empresas que crean valor, empleo, riqueza y bienes y servicios".

Ha valorado que necesitan esa financiación "para aguantar y soportar las restricciones que los poderes púbicos imponen" y ha dicho que la Comunitat Valenciana, "motor" de la economía española, "está sufriendo por los sectores que componen su esquema de PIB".

Ha resaltado que se han visto afectados el turismo, la hostelería y el comercio, pero también sectores industriales como el textil y ha valorado el trabajo de la empresa familiar.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha defendido que los ICO y los ERTE se tienen que "adaptar a las circunstancias" y que los fondos de reestructuración de Europa son "una posibilidad extraordinaria de mejora de la estructura productiva" para dar "un nuevo salto de modernidad" pero ha precisado que hay que "ayudar al Gobierno a que gaste bien este dinero".

Además de valorar la capacidad de resistencia de las empresas familiares las ha instado a "digitalizarse, internacionalizarse y formarse".

El president de la Generalitat ha valorado que la colaboración público-privada es el "eje primordial" para salir de la crisis y ha resaltado el "diálogo pionero" en la Comunitat reflejado en el triple acuerdo con empresas y sindicatos, administraciones y en Les Corts.

Puig ha instado a Europa, al Gobierno, a las Comunidades y a los ayuntamientos a invertir recursos "lo más rápido posible" para reactivar la economía y ha puesto como ejemplo la estrategia valenciana, con más de 21.000 millones en unos 400 proyectos.

A su juicio, el "reto" es superar la pandemia mientras nace una nueva economía basada en el conocimiento y la aplicación de avances tecnológicos y para ello, instituciones y empresas deben "trabajar desde la unidad y la colaboración" porque, su juicio, "es tiempo de riesgos pero también de oportunidades".

En el acto también han intervenido los presidentes de la CEV, Salvador Navarro; de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata; y el de Ivefa, Francisco Vallejo, que han coincidido en destacar que la empresa familiar es "clave" para la recuperación pero tiene que digitalizarse y profesionalizar su gestión.

Han instado a las administraciones públicos a apoyarlas "ya" para conseguirlo, a crear certidumbre, eliminar trabas, hacer más eficiente los trámites administrativos, beneficios impositivos específicos y "más unidad y diálogo" y menos enfrentamiento entre partidos e instituciones.

Francisco Vallejo ha pedido "diálogo permanente" entre las administraciones públicas y los empresarios y que "se mantengan las ayudas" a los sectores inactivos porque "tendrán que volver a salir cuando pase la pandemia".

Además de reclamar beneficios impositivos para la empresa familiar, que representa el 90 % de las empresas y el 84 % de empleo, ha asegurado que la digitalización, internacionalización y la profesionalización "no deben ser campos a explorar sino una realidad ya". EFE

mc-jmm