EFEAlicante

La Audiencia de Alicante ha condenado a siete meses de prisión al propietario de un taller de calzado de Elda (Alicante) por un delito contra los derechos de los trabajadores, al disponer de hasta ocho empleadas a su cargo sin estar dadas de alta en el régimen general de la Seguridad Social.

Según la sentencia, dictada por un tribunal de la Sección Tercera, dos subinspectores de Trabajo atestiguaron la situación de irregularidad en la que se encontraban las trabajadoras en una visita girada al taller a las 10:26 horas del 19 de octubre de 2017.

La Fiscalía solicitaba inicialmente para el acusado la pena de un año de privación de libertad, mientras que la acusación particular, ejercida por la Tesorería General de la Seguridad Social, elevaba su petición hasta los tres años de ingreso en prisión.

No obstante, en el inicio del juicio, el pasado 16 de mayo, la Fiscalía modificó sus conclusiones iniciales para plantear una nueva solicitud de pena de siete meses de prisión, a la que se adhirió la acusación particular.

Por su parte, la defensa, que solicitaba inicialmente la libre absolución del empresario, mostró su conformidad con la nueva calificación. De este modo, el empresario se confesó responsable del delito contra los derechos de los trabajadores y asumió la pena propuesta.

En consecuencia, el tribunal ha acordado la imposición de siete meses de reclusión penitenciaria, además del pago de una multa de seis meses con una cuota diaria de seis euros y de las costas procesales.

No obstante, la sentencia resuelve suspender la pena privativa de libertad por el plazo de dos años con la condición de que el empresario no vuelva a delinquir. EFE