EFEValència

Las cantidades dedicadas al juego presencial en la Comunitat Valenciana en 2019 ascendieron a 4.073 millones de euros, lo que supone un 1'27 % más en el año anterior, según refleja el Informe Anual del Juego 2019, que se ha presentado este lunes en la comisión del Juego.

Además, en la reunión se ha informado favorablemente acerca de las alegaciones presentadas al decreto que desarrolla la nueva Ley de Juego, y la Conselleria de Hacienda ha anunciado un novedoso sistema de medición de distancias entre los establecimientos de juego y los centros educativos.

El informe apunta que el incremento en las cantidades jugadas está vinculado al crecimiento del PIB de la Comunitat Valenciana, de manera que el sector del juego contribuye al crecimiento económico a través de 779 empresas de juego registradas, con aproximadamente 6.500 empleos directos, además de los que de forma indirecta genera en otros sectores, en particular en la hostelería.

Respecto a las cantidades recaudadas sobre las distintas modalidades de juego presencial y 'online', ha habido un incremento superior al 12,8 % y se han recaudado 170,18 millones de euros: 157 millones en juego presencial y 13 millones en juego en línea.

El juego privado sigue siendo el preferido en la Comunitat Valenciana y supone el 68 % del montante global jugado, mientras que Loterías del Estado representa el 26 % y la ONCE el 6 % sobre el gasto total de juego en 2019, según un comunicado de la Generalitat.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha destacado la importancia económica del sector del juego en la Comunitat Valenciana, donde las cantidades jugadas representan el 3,6 % del PIB, así como la necesidad de disponer de una regulación rigurosa que dé respuesta y desarrolle la nueva Ley de Juego que entró en vigor en junio.

"Desde la Administración autonómica, como responsable de la regulación de la actividad, debemos garantizar tanto la libertad de empresa para ejercer una actividad económica, como las condiciones en que se puede ejercer esta actividad protegiendo a los colectivos más vulnerables", ha indicado Soler.

El incremento porcentual más importante se ha producido con las ventas generadas en el Bingo electrónico, y en las máquinas de juego de tipo B especiales de salones y bingos y en las cantidades jugadas en las máquinas de tipo C, con un 33,05 % y un 6,86 % de incremento, respectivamente, sobre 2018.

Las cantidades jugadas en las máquinas instaladas en locales de hostelería han crecido un 6,25 %; las ubicadas en salones y bingos de categoría especial han bajado un 0,64 % y las jugadas en máquinas especiales de bingo aumentan un 18,08 %. Los juegos públicos y la ONCE también experimentan un aumento de las cantidades jugadas de un 3,02 % y un 2,79 %, respectivamente.

Respecto a las alegaciones al decreto que aplicará la ley del Juego, se ha aceptado la sugerencia del sector de suprimir la exigencia del plazo previo de un mes que se le da a las empresas operadoras para comunicar la suspensión temporal de las autorizaciones de explotación de las máquinas B y C.

Asimismo, se ha abordado la información comercial que puede hacerse visible en el exterior de los establecimientos de juego y se ha anunciado un "novedoso sistema de medición de distancias" entre los establecimientos de juego y los centros educativos, que deben estar a un mínimo de 850 metros.