EFECastelló

El sector español del azulejo cerrará 2021 con un aumento de precios de un 20 % y una facturación de 4.500 millones de euros, en un momento en el que se enfrenta a una crisis de costes que está "asfixiando al sector" y que podría repercutir en paros de producción de cara al 2022.

Así lo ha explicado este lunes ante los medios el presidente de la patronal azulejera Ascer, Vicente Nomdedéu, quien ha asegurado que el coronavirus "daba miedo porque no sabíamos lo que se fraguaba" con su pandemia, pero se superó la crisis y aumentó la producción, pero ahora "esa incertidumbre es bastante más grave" ante la subida de costes de los últimos meses.

El presidente ha señalado que el CO2 ha subido hasta situarse en 80 euros la tonelada (cuando hace 5 años el precio era de 5 euros), y el gas, el factor que más preocupa, "ha subido un 600 %" y está "asfixiando a la economía de las empresas de Castellón", la provincia donde en 2019 trabajaban aproximadamente dos terceras partes de las 60.000 personas que emplea el sector en toda España.

Así, el balance de 2021 viene marcado "no por una crisis de demanda", que continúa su tendencia ascendente y las ventas siguen subiendo hasta cerrar el año con un aumento del 20 %, "sino de costes", lo que hace que los EBITDA (los beneficios brutos de las empresas) "sufran cada vez más", ha indicado Nomdedeu.

De este modo, ha añadido, "el futuro del azulejo es positivo pero paradójicamente no podremos seguir si los costes son mayores que los precios de venta".

Los nueve primeros meses del año, según Nomdedeu, fueron muy positivos, pero los últimos tres meses han estado marcados por este aumento de costes y "están lastrando" el comportamiento anterior y se está produciendo "muchísimo menos". Pese a ello, se prevé que las ventas aumenten una media del 20 % al cerrar 2021.

Otro factor clave es el del personal para un sector que da trabajo directo a 16.100 personas en la provincia de Castellón e indirecto a otras 40.000, unos números que, según ha advertido, "se verán afectados de una forma u otra".

Las cifras económicas de 2021 sitúan a la facturación en 4.600 millones de euros, de los que 3.500 se corresponden a las ventas en exportación y 1.100 en el mercado nacional, cuyas ventas han aumentado un 15 % con respecto al año anterior.

El mercado español, ha explicado el presidente de la patronal, está protegido porque se venden muy pocos metros de importación, y en Europa también se goza de cierta protección con estrategias como las "antidumping" (medida de defensa comercial dentro de los trámites aduaneros para luchar contra los precios inferiores de otros países) .

En este sentido, ha explicado que se va a trabajar para prolongar la medida "antidumping" que hay en activo contra China, que vence en noviembre de 2022, y se está iniciando una estrategia en el mismo sentido para Turquía y la India, que son "los que más amenazan nuestro mercado natural, que es Europa".

En cuanto a las ventas en el exterior, Nomdedeu ha indicado que los países más importantes y que crecen son Reino Unido, Francia, Italia, Portugal, Israel, Bélgica y España, y les siguen otros como Estados Unidos y Canadá, que siguen creciendo.

Las exportaciones a Alemania han descendido, así como en Argelia, mientras que en África y Marruecos se vende más. También se ha registrado una caída importante de las ventas en Arabia Saudí.

El vicepresidente de la entidad, Francisco Ramos, ha hecho hincapié en los precios del gas. El sector azulejero, ha señalado, consume el 7 % del gas industrial de toda España y las subidas recientes han supuesto un sobrecoste de los productos cerámicos de un 35 %.

Ante esta situación, ha señalado Ramos, "no hay más remedio que asumir una subida de precios"; algunos fabricantes ya han subido los precios en dos ocasiones y "en febrero podríamos precisar una nueva subida".

La subida de la energía, la tasa de emisiones de carbono -que acarreará un 4 % de coste adicional- y otros incrementos como en el transporte de mercancías en barco, o la subida en el precio de los embalajes, "nos marca un escenario poco alentador y moderadamente pesimista", ha señalado Ramos.

Asimismo, ha expresado su deseo de que "no se confirme la incidencia de los costes de energía de cara a los próximos meses" porque va a ser "el factor más importante que va a condicionar" las producciones de ester sector. EFE

rta/cbr