EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este lunes que el servicio de Cercanías, "que depende del Estado, no funciona aquí como debería, es un problema desde hace muchos años, y por eso el Consell va a solicitar formalmente la transferencia de la gestión del servicio a la Generalitat".

En su discurso inicial en el debate parlamentario sobre el estado de la Comunitat, Puig ha anunciado asimismo tres nuevas líneas de tranvía en València, con una inversión de 65 millones.

En Alicante, ha anunciado el proyecto de construcción para la conexión del TRAM con Sant Joan d'Alacant y Mutxamel y el proyecto de estación intermodal de Alicante por 75 millones.

Y en Castelló, el Bulevar de la Plana y la Ronda de Castelló por 40 millones.

Por otra parte, ha informado de que se pondrá en marcha un plan de mejora de frecuencias de Metrovalencia, dotado con 235 millones de euros, que empezará el año que viene, y una iniciativa de "transporte a demanda" para grandes áreas despobladas, un servicio que "se pedirá el día anterior por teléfono o aplicación y que se pondrá en marcha el año próximo".