EFEMadrid

Delibreads, fabricante de panes especiales y tortillas de trigo que trabaja como proveedor de Mercadona, cerró 2019 con una caída de su beneficio del 5 %, pese a subir un 17 % en ventas.

Así lo ha informado este jueves la compañía, que ha revelado que ganó 3,5 millones de euros y facturó 19,1 millones el pasado ejercicio.

Según sus responsables, el descenso de su beneficio se debió a la fuerte inversión realizada para ampliar sus instalaciones, que rondó los 7,5 millones entre 2018 y 2019, así como al encarecimiento de las materias primas y otros costes asociados a "mejoras" introducidas en sus productos.

De acuerdo a sus datos, durante el último año han "acelerado" su expansión internacional, con una subida de casi el 50 % en este capítulo, y ya venden a una treintena de países.

La firma, con sede en el municipio de Llíria (Valencia) y una plantilla de 56 empleados, está especializada en la producción de "wraps", piadinas y bases de pizza.

Su propietario es Álvaro Otero -yerno del presidente de Mercadona, Juan Roig- a través de la sociedad Lembas del Tyris desde 2017, según figura en los registros oficiales.