EFEValència

El puerto de Valencia ha duplicado su tráfico ferroviario de contenedores en los últimos seis años y prevé cerrar 2019 con más de dos millones de toneladas de mercancías transportadas por este medio.

Según un comunicado de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), entre 2012 y 2018 el número de contenedores que han entrado o salido del puerto de Valencia en tren se ha incrementado en un 78 %, mientras que el crecimiento del transporte terrestre se ha limitado a un 2,8 %.

Si se mide el crecimiento por toneladas el porcentaje aún es mayor, situándose por encima del 90 % de incremento, pasando de las 956.873 toneladas de 2012 a las 1.824.280 de 2018, según las fuentes.

Destacan que para el presente ejercicio se prevé que más de 2 millones de toneladas de mercancís utilizarán el ferrocarril para acceder o salir de las terminales del Puerto de Valencia, mas del doble que en 2012.

En 2018 el 8,52 % del tráfico de import-export de Valenciaport utilizó el tren como medio de transporte para entrar o salir del puerto, una cuota que es un 66,73 superior al 5,11 % de seis años antes.

Así, en 2012 se canalizaron en ferrocarril 110.267 TEU de los 2.158.162 manipulados por Valenciaport mientras que en 2018 se habían movido 196.194 TEU en tren, un 8,52 % del total de tráfico que entra y sale anualmente de los recintos valencianos.

De estas cifras se desprende que, actualmente, la proporción de contenedores que se mueve en ferrocarril se sitúa en 1 frente a 11 que utilizan como modo de transporte el camión.

No obstante, esta proporción también ha descendido de manera muy notoria ya que en 2012 se situaba en 1 frente a 18, según las fuentes.

Uno de los valores que ha experimentado un mayor incremento del transporte ferroviario ha sido el transporte de vehículos, y si hace 6 años solamente uno de cada 100 vehículos de exportación llegaban al Puerto de Valencia por tren, en la actualidad son 63 de cada 100.

Valenciaport está volcada en el uso del ferrocarril como medio de transporte para distancias en las que puede competir con el camión y estudia proyectos de inversión en puertos secos o estaciones intermodales en el interior de la Península Ibérica.