EFEValéncia

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha sacado a licitación, por un importe de 8,2 millones de euros y una ejecución de 18 meses, la adaptación de la terminal ferroviaria del muelle Príncipe Felipe al ancho mixto, lo que permitirá recibir trenes de 750 metros de longitud.

Según un comunicado de Valenciaport, con esta licitación se conseguirá igualmente, incrementar la cuota de mercado de la carga y disminuir costes por el tonelaje transportado.

La APV ha sostenido que para aumentar esa cuota de mercado es "esencial" alcanzar una reducción significativa de costes por tonelada transportada en el modo ferroviario para hacerlo más competitivo.

Entre los factores que contribuyen a ello está el aumento de la longitud de los trenes, que en España es "sensiblemente inferior" a las aconsejadas por la Unión Europea, por eso uno de los puntos estratégicos es "la adecuación de la red básica de mercancías para permitir la circulación de trenes de longitud estándar interoperable (750 metros)".

Con estas obras, el puerto adaptará su terminal ferroviaria, incluida la implantación de ancho mixto en algunas vías y en la conexión hasta la puerta de entrada, como continuación de la progresiva implantación del ancho estándar interoperable en su red ferroviaria interna.

Las compañías interesadas en el concurso podrán presentar la documentación necesaria hasta el 24 de septiembre, según las mismas fuentes.