EFEValència

El sector valenciano de la hostelería, representado a través de la Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería ha lamentado que desde el recrudecimiento de la pandemia "no se ha hecho más que acumular decretos y normativas que han supuesto la destrucción de más de un tercio de su tejido empresarial y miles de empleos sin recibir ninguna compensación".

En un comunicado, las pymes hosteleras y del ocio de las provincias de Alicante, Castellón y Alicante, agrupadas en la citada coordinadora han anunciado que intensificarán sus actos de protesta y movilizaciones a partir de mañana, ante la entrada en vigor del cierre de bares, restaurantes, cafeterías y locales de ocio.

Consideran que esta medida decretado por el Consell es “arbitraria” y “a traición”.

La Coordinadora reclama el borrador del decreto de los fondos de resistencia "para evitar los problemas de tramitación y aplicación de criterios, y que no terminen siendo papel mojado. Además, deben llegar con la mayor brevedad y agilidad a todas las empresas afectadas del sector".

La organización autonómica reitera su comprensión ante la necesidad de tomar medidas para frenar la curva de contagio, "ya que la Comunitat Valenciana se encuentra en una situación límite de incremento de casos, además de su apoyo a los sanitarios, pero, asegura no entender los criterios a la hora de establecer dichas restricciones".

“Si hay que tomar decisiones drásticas que se tomen y se suspendan todas las actividades económicas no esenciales. Ya está bien de agravios comparativos y de culpabilizar a la hostelería y al ocio, poniéndolos en el mapa del foco de contagios”.

Desde el recrudecimiento de la pandemia, aseguran, “no se ha hecho más que acumular decretos y normativas que han supuesto la destrucción de más de un tercio de su tejido empresarial y miles de puestos de trabajo sin recibir ninguna compensación”.

Por ello, y "ante el menosprecio hacia un sector que representa el 7 % del PIB", señalan, "la hostelería y el ocio se plantan de nuevo ante las administraciones públicas para reclamar justicia social y económica".

En València se ha organizado una cacerolada este jueves a las puertas del Palau de la Generalitat a las 11 horas. Los hosteleros iniciarán el recorrido hacia la plaza Manises desde sus barrio.

En Castellón se ha convocado una caravana de coches a las 18 horas que saldrá desde el auditorio hasta llegar a la plaza María Agustina, frente a la Subdelegación del Gobierno, donde se depositarán flores en señal de la "muerte" del sector.

En Alicante y Elche las protestas se traducirán también en una caravana de coches que saldrá desde el estadio Martínez Valero hasta llegar a la avenida de Novelda (polígono de Carrús) a partir de las 18 horas.