El pleno del Consell ha aprobado este viernes el reintegro a la Generalitat de 132,2 millones de euros que deben efectuar las entidades del sector público valenciano por transferencias corrientes y de capital no aplicadas a su finalidad en el ejercicio 2020.

En concreto, de los 132,2 millones de recursos no utilizados en el ejercicio pasado, 83'7 millones corresponden a las entidades de derecho público y 42'9 millones a los organismos autónomos, que son a los que corresponde realizar mayores reintegros.

El listado se completa con 2,8 millones de entidades públicas empresariales, 2,2 millones de sociedades mercantiles y 618.758 euros de fundaciones públicas, según la reseña del pleno del Consell.

Según el Decreto 204/1990, de 26 de diciembre del Consell, las transferencias corrientes y de capital concedidas a entres públicos o de naturaleza mercantil que integran el sector público valenciano y que no se hayan aplicado a sus finalidades al cierre del ejercicio serán reintegradas al Presupuesto de la Generalitat.

El artículo 3 del Decreto 204/1990 establece que la situación que dé lugar al reintegro se determinará en un informe de auditoría anual que se practique a cada entidad y los importes a reintegrar podrán ser compensados con las entregas del ejercicio siguiente.

El Consell actualizó en el último pleno la operatoria de cálculo del reintegro de transferencias a través de un sistema que resulta más claro y sencillo, con el fin de optimizar los recursos públicos y evitar que se produzcan acumulaciones de saldos financieros en unas entidades públicas mientras que se generan tensiones de liquidez en otras.

Las mismas fuentes han destacado que, en cualquier caso, tanto los recursos objeto de reintegro como los que no lo son permanecen al ámbito de la Generalitat, sin producir ningún menoscabo para la hacienda pública, y que el fin último es adecuar el sistema contable para una mayor operatividad.