EFEMadrid

Las pernoctaciones en apartamentos turísticos de la Comunitat Valenciana se redujeron un 48,5 % en agosto, en la línea del descenso registrado en los alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, cámpines, casas rurales y albergues) de España, que cayeron un 41,8 % en agosto respecto a un año antes, con mejor evolución en el turismo rural, que subió el 6,8 % entre los residentes nacionales.

La Encuesta de Ocupación de estos alojamientos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE) este jueves refleja que en agosto había todavía casi un 22 % de establecimientos cerrados (más de 13.800) respecto al año anterior.

El descenso de agosto modera levemente la caída que se había registrado en julio (50 %) pero da idea de lo atípico de este verano: de 4,7 millones de viajeros que usaron estos alojamientos en agosto del año pasado se ha bajado a 3 millones, un 87 % de ellos residentes en España.

En número de noches consumidas, la caída fue del 41,8 %, desde 25,3 millones en agosto de 2019 a 14,7 millones este año, con mayor intensidad entre los no residentes (bajaron un 77,5 %, de 12 millones a 2,6 millones) que entre los residentes (descenso del 10,9 %, de 13,4 a 12 millones).

Las pernoctaciones bajaron el 45,4 % en julio-agosto y en el acumulado de los ocho primeros meses del año lo hicieron en un 56,4 %, hasta 40,9 millones de noches.

Los establecimientos más visitados en agosto fueron los cámpines, con más de 1,5 millones de viajeros (2 millones hace un año) pero la mayor ocupación se dio en las casas rurales, especialmente en el norte del país.

Los apartamentos turísticos fueron la opción elegida por casi un millón de personas (un 54,2 % menos) y registran también el mayor grado de ocupación en la zona norte de España, especialmente en Cantabria, Asturias y Galicia.

La Comunitat Valenciana, Andalucía y Cataluña fueron, en volumen, los destinos principales de los viajeros que se alojaron en apartamentos en agosto, aunque el número de noches bajó en los tres casos por encima del 40 %.

En los cámpines las pernoctaciones de agosto registraron un descenso del 33,9 % respecto al mismo mes del año anterior, con caída del 10,3 % entre los residentes y del 74,7 % entre los no residentes. Cataluña (especialmente la Costa Brava) es el destino preferido en este tipo de establecimientos.

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural presentan un descenso anual del 13,1 %. Las de no residentes bajaron un 70,7 % y las de residentes subieron un 6,8 %. Es la única rúbrica que sube.

Por comunidades, Castilla y León es el destino de turismo rural preferido, con 340.523 pernoctaciones, un 1,4 % más que en agosto de 2019, y Asturias alcanza el mayor grado de ocupación (62,7 % de las plazas ofertadas).

En los albergues las pernoctaciones cayeron un 71,7 %, con Cataluña como primer destino. Solo se ocuparon el 20,3 % de las plazas.

Los precios bajaron un 8,1 % en agosto en los apartamentos turísticos y un 0,3 % en las casas rurales y subieron el 2,2 % en los cámpines.

En el conjunto de los alojamientos turísticos colectivos españoles (incluyendo los hoteles) las pernoctaciones bajaron el 56,4 % en agosto en tasa anual y en los ocho primeros meses del año descendieron el 66 %.