EFEElche (Alicante)

El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha anunciado la creación del futuro centro internacional de diseño y moda para el calzado en la ciudad de Elche, con una inversión de ocho millones de euros que se incluirán en los presupuestos autonómicos de 2019.

Puig ha destacado que la Generalitat impulsará un plan plurianual de inversiones en Elche que se iniciará con la inclusión de esta partida de ocho millones destinada sufragar el coste de la adquisición del antiguo edificio de correos de Elche, la adecuación del inmueble y la conversión en el centro de diseño y moda del calzado.

Esta inversión se lleva a cabo para empezar a devolver en inversiones los 43 millones de euros desembolsados por este Ayuntamiento para poner en marcha la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.

Así lo ha indicado el jefe del Consell durante su intervención en el desayuno informativo ‘Elche sostenible’, celebrado esta mañana en el Hotel Huerto del Cura de esta ciudad, donde ha señalado que esta será “una primera compensación” por la “deuda moral y ética, ya que no hay papel que lo justifique”, que la Generalitat tiene con el ayuntamiento ilicitano.

“La Generalitat va a asumir la deuda de la UMH. Quiero hacer de esta deuda una oportunidad para Elche”, y ha recordado que otras ciudades no han invertido en terrenos para una universidad.

Por ello, ha recalcado que la Generalitat asumirá los gastos con los que cargó el Ayuntamiento para “ayudar” y tratar de “acotar los plazos” mediante un plan plurianual de inversiones que será pactado con el consistorio “en los próximos meses”.

Por otro lado, Puig ha mostrado el apoyo del Gobierno valenciano a iniciativas municipales como el Plan Estratégico Elche 2030 para “transitar a la economía del conocimiento” o su candidatura a convertirse en Capital Verde Europea en el mismo año.

Puig ha destacado que “la vía valenciana y la vía ilicitana coinciden en el nuevo modelo de sostenibilidad” y ha recalcado la importancia de dejar de ser “rehenes de la vieja economía” que, según ha apuntado, está basada en la especulación, la precariedad laboral y los bajos salarios.

Así, ha llamado a colaborar para alcanzar “los grandes objetivos de sostenibilidad”, tanto la económica, mejorando la calidad del empleo, como la social, evitando “que nadie quede al margen”, y la ecológica.