EFEValència

Ford Almussafes ha abierto las consultas para el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que se aplicará durante cinco días en este trimestre, el cuarto ajuste de este año, y que prevé un descenso en la fabricación de 9.000 vehículos, según la documentación entregada por la dirección.

El ERTE se hará los días 4 y 5 de noviembre, y 18, 19 y 20 de diciembre, en total cinco jornadas, y afectará a unos 6.200 trabajadores de la planta de producción.

Ford comunicó a los sindicatos el pasado viernes un nuevo ajuste de empleo para adaptarse a la demanda europea y por el impacto del "brexit" en las ventas de la marca al Reino Unido, y este martes se ha celebrado la primera reunión de consultas.

UGT, sindicato mayoritario en la planta de Almussafes, ha reclamado las mismas condiciones para los trabajadores que ya se han pactado en los ERTE anteriores, del 80 % del salario bruto y del 100 % de las pagas, vacaciones y antigüedad, y "no tiene por qué haber ningún cambio", según ha indicado a EFE su portavoz, Carlos Faubel.

Mañana miércoles habrá una segunda reunión en la que la dirección llevará una propuesta de acuerdo, se espera que en los mismos términos que en los ajustes anteriores, ya que "no hay margen de negociar nada", por lo que ya se cerrará la negociación de este ERTE, según Faubel.

El anterior ERTE, que fue acordado en junio, ya preveía los días 19 y 20 de diciembre como jornadas de no producción, si bien tuvieron que se adelantadas a la primera semana de septiembre, a la vuelta de las vacaciones de agosto, y ahora se recogen de nuevo esos dos días.

CCOO ha propuesto que se utilicen cinco días de jornada industrial (2 de 2020 y 3 de 2021) para cubrir el ERTE y así que los trabajadores no consuman desempleo ni sufran una merma económica del 20 % en su salario.

STM y CGT han coincidido en que la empresa complemente el paro consumido.

STM ha reclamado que la empresa complemente el cien por cien del salario, restablezca el descuento del 21 % en la compra de vehículos Ford para empleados o familiares directos, o bien un plan de "renting" atractivo, y que, en caso de despido, la empresa se compromete a abonar las prestaciones por desempleo consumidas en este ERTE y anteriores.

CGT ha propuesto que se adecuen los ritmos de producción por los "ritmos insoportables", lo que haría "innecesario" el ERTE.