EFEValència

La empresa valenciana Helados Estiu ha avanzado este jueves que durante 2020 superó los 30 millones de litros de helado vendidos, consiguió facturar un total de 75 millones de euros y creó 50 nuevos puestos de trabajo.

Según han explicado desde la propia compañía, durante 2020 y pese a la pandemia, la empresa concluyó la construcción de su nueva fábrica en Cheste, con una inversión global de 31 millones de euros, con el objetivo de aumentar su capacidad, además de instalar en ella nuevas líneas tecnológicamente avanzadas.

Con esta inversión, la sociedad valenciana fabrica tanto en Cheste como en su sede de Ribarroja de Túria, en un año en el que, según han destacado, "la empresa proveedora de Mercadona no dejó de invertir ni trabajar en ningún momento, incrementó aún más las medidas de seguridad y aumentó el empleo para dar una respuesta segura a la demanda".

El incremento del consumo en el hogar en 2020 es una de las razones de este crecimiento, según han destacado las mismas fuentes, que han aludido a la consolidación de las exportaciones, tras alcanzar de este modo el 5 % de las ventas.

En cuanto a la línea de productos han explicado que el relanzamiento de la tarta de limón y el helado 'mochi' de pistacho "supuso un elaborado proceso para el departamento de Investigación + Desarrollo" y que, con ellos, Helados Estiu, se lanzó en 2019 al mercado internacional con la marca Wao Mochi.