EFEValència

El operador ferroviario Ilsa (participada por los socios de la compañía valenciana Air Nostrum y la italiana Trenitalia), ha adjudicado a Hitachi Rail el mantenimiento de su flota, formada por 20 trenes nuevos modelo ETR 1000, a través de un contrato de 737 millones de euros que abarcará un periodo de 30 años (hasta 2052) y creará 75 empleos.

Este contrato de mantenimiento garantiza la alianza de Ilsa con Hitachi Rail, y supone la continuidad del acuerdo para la construcción de sus trenes, adjudicado en agosto de 2020, y de la presencia en España de la firma japonesa, según ha informado el operador.

La flota nueva y de última generación de Ilsa, nacida en Italia y la más rápida, sostenible y silenciosa de Europa, recibirá un servicio de mantenimiento completo en Madrid por parte de un nuevo equipo que contará con cerca de 75 empleados.

El mantenimiento de los trenes incluirá la realización de actividades predictivas y correctivas para garantizar los más altos niveles de fiabilidad, seguridad y confort a los viajeros.

Ilsa comenzará sus operaciones en el segundo semestre de 2022 y conectará Madrid, Barcelona, València, Alicante, Sevilla, Málaga y Córdoba con una flota "con una eficiencia operativa inigualable por su aerodinámica de última generación, su uso de tecnologías de ahorro de energía y sus altas prestaciones", que además está compuesta en un 95 % por materiales reciclables, añade el operador.

Estos principios de diseño ecológico contribuyen a la apuesta de Ilsa por tener la flota más sostenible y a la estrategia de descarbonización de Hitachi Rail para reducir sus emisiones de carbono, han indicado las mismas fuentes.

El presidente de Ilsa, Carlos Bertomeu, ha manifestado que este acuerdo "es un paso más en el desarrollo del primer operador privado de alta velocidad en España y acredita el compromiso de la compañía por mantener un alto nivel de exigencia tanto en la operatividad de los trenes como en el confort de los pasajeros".

La flota de Ilsa, cuyo primer tren ya está en España realizando pruebas de homologación y la segunda y tercera unidad ya están de camino a nuestro país y llegarán antes de final de 2021, está siendo fabricada por Hitachi Rail y Grupo Alstom (antes Bombardier Transportation) a caballo entre la fábrica de Hitachi Rail en Pistoia (Italia) y la de Alstom en Trápaga (Vizcaya).

Cada tren tiene una longitud de 200 metros, capacidad para 460 pasajeros y puede alcanzar velocidades comerciales de hasta 360 kilómetros por hora, y cuenta con un alto nivel de confort a bordo al tener asientos más espaciosos, wi-fi con conexión 5G y zona de bar.

Los ETR 1000 circulan en Italia desde 2015, y han fijado un nuevo estándar de rendimiento, eficiencia operativa y comodidad para los pasajeros, añaden las fuentes. EFE

eb-jmm