EFE

València

Intercitrus ha manifestado su "enorme satisfacción" y ha calificado de "un paso histórico" la aprobación por la Comisión Europea (CE) de una nueva normativa que obligará al tratamiento en frío de los cítricos importados, una fórmula que impide plagas como la "falsa polilla" en las frutas.

La interprofesional ha felicitado al ministro de Agricultura, Luis Planas, por el "excelente trabajo técnico" desarrollado y por las "intensas gestiones políticas desplegadas estos últimos días" para hacer valer los argumentos científicos en la lucha contra la falsa polilla.

El tratamiento de frío en tránsito aprobado se refiere sólo a naranjas, por lo que la organización citrícola seguirá reivindicando extenderlo a mandarinas y pomelos, que también son hospedadores de esta plaga

"Lo aprobado hoy por el SCoPAFF es algo que trasciende a la citricultura española, es un paso histórico en favor de la sanidad vegetal del conjunto del agro europeo", ha valorado la presidenta de Intercitrus, Inmaculada Sanfeliu.

Todos los miembros de la interprofesional coinciden en expresar la "enorme satisfacción" por el logro consumado y felicitan a dicho departamento por el "excelente trabajo técnico" desarrollado desde hace meses y por las intensas gestiones políticas desplegadas durante estos últimos días para hacer valer los argumentos científicos en la lucha contra esta plaga.

La interprofesional ha agradecido también expresamente el apoyo que en todo momento y desde el pasado mes de noviembre –cuando una delegación citrícola se desplazó a Bruselas- ha prestado a esta causa el Gobierno valenciano encabezado por su president, Ximo Puig y la consellera del ramo, Mireia Mollà.

La decisión del SCoPAFF, que se tramitará de urgencia para que sea publicada en el DOUE y entre en vigor antes de finalizar el mes de junio, implica un régimen transitorio para esta campaña y una doble alternativa de tratamiento de frío a partir de la siguiente temporada, informa Intercitrus.

En la presente campaña, la Comisión Europea reclamará a los países donde esté declarada la "Thaumatotibia leucotreta"que en naranja son fundamentalmente Sudáfrica y Zimbabwe- un preenfriamiento a 5 grados en origen (en el mismo puerto de salida) y un tratamiento en tránsito (durante la travesía en el buque) a entre -1 y 2 grados durante 25 días.

Para 2023 se permitirá elegir entre dos opciones: un tratamiento en frío de entre -1 y 0 grados durante 16 días u otro a entre -1 y 2 grados durante 20 días.

En ambos casos, siguiendo los modos de hacer habituales en este terreno, a los operadores se les exigiría un "precooling" a cero grados y a 2 grados, respectivamente.

Entre otros muchos requisitos técnicos, esta propuesta impondrá el control mediante sensores de los registros de temperatura citados que deberán estar disponibles y un porcentaje de las partidas serán muestreadas e inspeccionadas.