EFEValència

Intersindical Valenciana ha avanzado hoy que ampliará la denuncia contra Deliveroo a otras empresas de reparto que operan en la Comunitat Valenciana, al considerar que desarrollan un modelo laboral "ilegal".

Tras la denuncia presentada por este sindicato contra Deliveroo, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia resolvió que esta empresa "encubre" una auténtica relación laboral con sus repartidores, y ha extendido a la plataforma de entrega de comida a domicilio la correspondiente acta de liquidación de cuotas.

Deliveroo anunció que recurrirá en los tribunales el acta de la Inspección y afirmó que el acta no tiene efectos jurídicos en cuanto a la consideración de autónomos o relaciones laborales, y que la competencia para declarar la existencia o no de relación laboral corresponde a los tribunales de justicia.

Intersindical ha afirmado en un comunicado que la resolución contra Deliveroo es "un precedente importante" que se debe aprovechar para acabar con unas prácticas "totalmente censurables" de empresas que "explotan a mucha gente, especialmente joven" con un modelo laboral que es "ilegal".

Por eso, ampliará su denuncia a dos empresas más de reparto, entre ellas Glovo, dedicada a la entrega de productos con mensajeros, que operan "de la misma manera" que Deliveroo, según ha informado a Efe.

Para Intersindical, los modelos de trabajo que utilizan estas empresas son "fraudulentas" y "contrarias" a la legislación laboral española, "como ha reconocido" la Inspección de Trabajo de Valencia.

Según el escrito de la Inspección en el caso de Deliveroo, la relación de esta empresa con sus repartidores es "una auténtica relación laboral" y, por tanto, ha habido una falta de alta y cotización en el Régimen General.

En su denuncia, Intersindical señaló que la empresa impuso una relación mercantil a los repartidores para ser contratados, lo que ha comportado que los trabajadores hayan tenido que darse de alta en el Régimen de Autónomos.