EFEValència

La aplicación (app) Shoreview, con origen valenciano y que identifica alertas marítimas, puntos de interés y de servicios en tiempo real y con realidad aumentada con solo enfocar la costa con el móvil, acaba de atracar en el mar Caribe, donde ha empezado a facturar, una vez lanzada en el Mediterráneo.

La empresa ultima una ronda de financiación de 600.000 euros para afrontar un año en el que se estima que la náutica deportiva crecerá un 23 % respecto a 2020 y en el que la app cubrirá más de 5.000 kilómetros de los once principales grupos de islas caribeñas donde se practica este deporte.

Según detalla a EFE su director general, Javier Lasarte, han dividido en dos la financiación: 300.000 euros para el Caribe, donde ya validan las primeras hipótesis del modelo de negocio con usuarios de pago, y la misma cantidad para mayo, con el fin de asentarse en el Mediterráneo y ampliar a destinos como Grecia o Croacia.

"Estamos consiguiendo en el Caribe entre 200 y 300 usuarios diarios y por primera vez hemos empezado a facturar", apunta, y explica que enlazarán la temporada del Caribe (de diciembre, cuando acaban los huracanes, hasta mayo), con Baleares, donde empezaron su andadura, y el resto del Mediterráneo "para cubrir ingresos todo el año en ambos hemisferios".

EL RETO: SER LA ALEXA DEL MAR

El reto tecnológico que afronta Shoreview, explica, es "evolucionar el producto para que sea un asistente que ayuda al usuario en cualquier momento" y convertirse en la "Alexa (asistente virtual desarrollado por Amazon) del mar".

"Queremos que sea el asistente del mar, como un mayordomo que si es la hora de comer, te recomiende un sitio o si quieres fondear te diga dónde hay amarres libres; en definitiva, que facilite el trabajo del usuario y no sea solo como buscar en Google Maps", detalla.

FUNCIONAMENTO DE LA APP Y EVOLUCIÓN A SERVICIOS DE PAGO

El usuario se descarga de forma gratuita la aplicación y su "funcionalidad estrella" es que puedes ubicar un punto en el mapa del dispositivo móvil para que "al enfocar a la costa conozcas el rumbo y la distancia a la que está, y encontrar la concordancia entre el mapa y tu visión real gracias a la realidad aumentada".

"En el mapa estás viendo el perfil de la costa, con sus entrantes, salientes y aristas, pero si levantas la vista real ves una línea plana de tierra de color marrón y no eres capaz de distinguirlas", apunta.

Al margen de la solución visual con realidad aumentada única, ahora el usuario puede comprar las guías náuticas de las islas del Caribe o de las de Baleares y disfrutar de 18.500 puntos de interés proporcionados por expertos patrones y navegantes.

Escollos, peligros, prohibiciones, fondeaderos, señales luminosas o puertos son algunos de los puntos que proporciona, así como zonas donde hacer esnórquel o donde están los barqueros que le suministran al usuario cualquier cosa que necesiten y se la acercan a su embarcación.

"Se trata de las más completa guía náutica digital con tecnología de realidad aumentada", apunta, e indica que "está pensada tanto para el que lleva el barco como para la tripulación o pasajeros e incluso para gente de a pie que quiere conocer las playas y calas de un determinado sitio al que se dirige de vacaciones".

La aplicación permite también comprar la cartografía de IMRAY, su colaborador cartográfico, para "mirar menos el plotter, el GPS y otros utensilios del barco", lo que les permite "mirar de tú a tú" a la competencia, que "solo ofrece cartografía náutica".

OTRAS POSIBILIDADES DE SHOREVIEW

La aplicación ha empezado a preparar lo que han denominado "modo puerto" con algunos puertos colaboradores, que dirige a los navegantes para acceder con realidad aumentada al amarre que tiene asignado en el puerto, ya que algunos son "un auténtico laberinto, lo que genera cierto estado de nerviosismo e incertidumbre".

"En el sector náutico está todo por digitalizar", asevera Lasarte, quien asegura que "conforme se consolide el producto con base de realidad aumentada" van a probar con otras verticales como la de cruceros, para que los cruceristas sepan lo que pueden hacer cuando ponen el pie en una ciudad, o la interacción entre barcos para conocer cómo está la zona en la que navegan otros, por ejemplo.

Lasarte valora para su futuro desarrollo la aparición de tecnologías como LiDAR para los iOS e ISOCELL Vizion en Android, una luz infrarroja que se dispara desde el sensor del dispositivo móvil para que rebote con el objeto y diga al usuario la distancia y profundidad a la que se halla de él en tiempo real.

"Ahora solo llega a 5 metros pero con unos dispositivos acoplados al teléfono puede llega a 200. Tal y como estamos posicionados, para nosotros en una buena noticia todo lo que suponga mejorar y fomentar la realidad aumentada", concluye.

Mónica Collado