EFEValència

La compraventa de inmuebles en la Comunitat Valenciana ha caído en abril un 33,6 % en relación al mismo mes del año pasado, lo que supone el tercer menor descenso de España, lejos de la media nacional del -43,4 % de bajada, según un avance del informe trimestral habitual del Colegio de Registradores.

Este documento, que refleja la evolución de la actividad inmobiliaria española durante el confinamiento por la COVID-19, revela que en la Comunitat Valenciana las transacciones han bajado hasta las 7.379.

Se trata de la tercera menor caída de las contabilizadas en España, donde la media se sitúa en -43,4 %, al pasar de 82.966 a 46.985 operaciones, con Cantabria como la de menor caída, seguida de País Vasco y Comunitat Valenciana.

Si se tiene en cuenta únicamente la compraventa de viviendas, la situación es similar, pues si en España la media refleja un descenso del 38,3 % (con 25.483 operaciones), en la región valenciana la bajada alcanza el 32,7 % (3.921).

Sería en este caso el sexto resultado "menos malo" de entre los obtenidos por las diferentes comunidades autónomas, manteniéndose en todo caso como la tercera región que más compraventas registra, según el órgano colegial.

Las 3.991 hipotecas constituidas en la Comunitat Valenciana mediante su inscripción en el registro durante el mes de abril representan una caída del 6,6 % en relación a abril de 2019, lo que supone menos de la mitad de lo que cayó en España, donde la media refleja un descenso del 15,8 %.

La región valenciana es la tercera que menor contracción experimenta en este apartado, superada por La Rioja y Cataluña, han agregado las fuentes.